Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis en el Ayuntamiento de Madrid

El PSOE pide el cese de Gallardón y Aguirre por fraude a los madrileños

Ángel Pérez (IU): "Si el alcalde abandona la política por esto, sería un error"

No lo han disimulado en absoluto. En el PSOE han visto en la crisis abierta en el PP una oportunidad de cobrar protagonismo en la política madrileña. El que parecía un alcalde imbatible (cuatro legislaturas, dos como presidente de la Comunidad y dos como alcalde de Madrid, sin perder unas elecciones) se iba a ir solo y la patada se la daba su propio partido.

La derrota de Alberto Ruiz-Gallardón, tras impedirle el PP cumplir su sueño de ir en las listas a las elecciones generales del 9 de marzo como diputado por Madrid, ha abierto a los socialistas una inesperada puerta en la capital y una inmejorable ocasión para resarcirse de los desastrosos resultados obtenidos en los comicios municipales del pasado mes de mayo. Y ayer, aunque no reconocieron públicamente su satisfacción, se emplearon a fondo. Ya llamaban a Gallardón "alcalde provisional", tras saber que éste se estaba planteando abandonar la política. Y le pedían que se fuera inmediatamente, además de exigirle que diera las explicaciones oportunas en el próximo pleno del día 31.

"Los hechos han constatado lo que el PSOE venía denunciando desde hace meses: tanto Gallardón como Esperanza Aguirre han puesto al servicio de su ambición personal las instituciones municipales y autonómicas, lo que supone un claro fraude a la ciudadanía", decía el portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento, David Lucas. "Por eso no es necesario que el alcalde espere 52 días para irse, ya ha demostrado que no le importa ni Madrid ni los madrileños", agregó.

En la misma línea y en la misma convocatoria de prensa, a la que acudió el grupo socialista en pleno, cambiando toda la agenda prevista para el día de ayer, el secretario general del PSM, Tomás Gómez, no dudó en seguir haciendo astillas del árbol caído: "Nos parece impresentable la actitud del alcalde provisional, que ha engañado a los ciudadanos porque sólo quería la alcaldía de Madrid como trampolín político", dijo. Para añadir acto seguido: "Pero es que la presidenta regional, Esperanza Aguirre, aparente vencedora junto a Jiménez Losantos de esta lamentable batalla interna entre los populares que ha terminado por salpicar a nuestras instituciones, ha demostrado que no le interesa ser presidenta porque ayer mismo [por el martes] estaba dispuesta a dejar de serlo si su compañero de partido y rival conseguía ir en las listas de su partido para las elecciones generales".

A ella también le exigen desde el PSM que explique públicamente por qué estaba dispuesta a eso.

En el PSOE madrileño, tanto a escala regional como municipal, nadie duda de que, más allá de lo que decida hacer Gallardón, es Mariano Rajoy el gran derrotado en esta guerra "que se viene librando desde hace meses" con su cadáver sobre la mesa.

Y, mientras Inés Sabanés, líder regional de Izquierda Unida, se alineaba con el PSM y calificaba de "espectáculo terrible" que Gallardón y Aguirre "huyan de la política madrileña para fijar su atención en la política" y señalaba que habría que recordarles que su "obligación prioritaria" es la política madrileña "porque concurrieron a las elecciones por la alcaldía y la presidencia de la Comunidad de Madrid"; Ángel Pérez, su homólogo en el Ayuntamiento, decía que "Gallardón cometería un error si abandonaba la política" tras "una victoria del sector más conservador de la derecha". A su modo de ver "nadie ha engañado a los ciudadanos, porque eso sería como decir que los madrileños han validado en las urnas el método del trampolín". Pérez resaltó el "capital político" que representa Gallardón en la derecha española por su capacidad para hacerse con el centro y calificó de "cierto lujo" el permitirse prescindir de él, "aunque es una decisión del PP", apostilló. A su modo de ver el Ayuntamiento de Madrid "sigue necesitando un alcalde que se preocupe de todos los madrileños y no de una parte como hasta ahora".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de enero de 2008