La investigación de los coches robados se amplía a un trabajador de la grúa

El principal imputado mantiene la jefatura de la Policía Local de Conil

Aumenta el número de presuntos implicados en el caso de la venta de coches robados de Conil (Cádiz). Después de que el jefe de la Policía Local de la localidad, Francisco Luis González, fuera puesto en libertad con cargos el jueves, la juez citó ayer al conductor de una empresa de grúas que presta servicios en Conil. El objetivo del interrogatorio era esclarecer si este empleado colaboró con el mando policial en la retirada de vehículos que habían sido denunciados para, después de recuperarlos, venderlos a terceros. Finalmente, el juzgado, que ha declarado el secreto sumarial, dejó en libertad a este segundo implicado.

El agente también responderá ante el juez por construir un chalé ilegal

Más información

El conductor trabaja desde hace dos años y medio para Grúas y Rescates Conil S.L.L., la empresa concesionaria del servicio municipal de retirada de vehículos desde 2005. Los responsables de la firma niegan que la empresa esté implicada en ninguna trama de venta de vehículos robados. Francisco Cortés, uno de los socios, insiste en que no han recibido notificación "del juzgado ni del Ayuntamiento" para dar explicaciones. "Sólo sabemos que vinieron a interrogar al chófer, pero él está de permiso porque se acaba de casar. A nosotros ni siquiera nos han pedido que declaremos", sostiene.

Mientras, el principal imputado mantiene, de momento, su cargo al frente de la Policía Local de Conil. El Ayuntamiento, gobernado por Izquierda Unida, ha abierto una investigación sobre este funcionario, pero no ha tomado ninguna medida. La concejal de Seguridad Ciudadana, Josefa Amado, justifica que el jefe policial ha sido puesto en libertad sin fianza y que prevalece la presunción de inocencia. "Si el juzgado, al que hemos solicitado información, nos notifica que su situación ha cambiado, adoptaremos medidas", indicó.

En cualquier caso, Francisco Luis González no ejerce ahora de jefe de la Policía. Hace aproximadamente un mes que solicitó una baja por enfermedad y, desde entonces, su cargo lo ocupa, de forma accidental, el oficial de más edad de la plantilla.

Los compañeros del jefe policial comparten la decisión del Ayuntamiento. "Hasta que no se conozca algo más del sumario nos parecería precipitado tomar ninguna medida. Pero también entendemos que se abra una investigación interna para conocer exactamente qué pasaba con estos vehículos", comenta Daniel Martín, secretario del Sindicato Unificado de la Policía en Conil. Junto a él trabajan otros 41 agentes. Según Martín, a todos les ha sorprendido las acusaciones sobre su jefe.

Para la portavoz socialista en Conil, Eva Leal, la apertura de una investigación llega, sin embargo, tarde. Según Leal, el Ayuntamiento ha caído en una dejación de funciones al no controlar las actividades de su jefe de Policía: "¿Quién vigila al vigilante? Si no tienen conocimiento de los trabajos que se realizan en la Policía Local, ¿qué clase de control ejercen sobre este servicio que presta el Ayuntamiento a la ciudadanía?".

Por su parte, el portavoz del Partido Popular en la localidad, Bartolomé Ramírez, ha pedido al alcalde, Antonio Roldán, "la máxima transparencia en el desarrollo de la investigación para salvaguardar los intereses de la localidad y evitar que este tipo de noticias afecten a la imagen del municipio".

El jefe policial también deberá responder de un presunto delito contra la ordenación del territorio por la construcción de un chalé ilegal en la localidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 11 de enero de 2008.

Lo más visto en...

Top 50