Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Pentágono enviará 3.000 'marines' más a Afganistán

El Pentágono se prepara para enviar al menos a 3.000 marines a Afganistán para hacer frente a una ofensiva talibán en cuanto el secretario de Defensa, Robert Gates, dé el visto bueno. La decisión anunciada ayer supone un cambio sobre el planteamiento mantenido hasta ahora por Defensa, que reclamaba que fueran el resto de los países de la OTAN quienes aportaran el incremento de tropas.

En la actualidad, EE UU tiene desplegados en Afganistán 27.000 efectivos, 14.000 de ellos bajo el mandato de la OTAN y 13.000 dedicados al entrenamiento de las fuerzas afganas.

El portavoz del Pentágono, Geoff Morrell, anunció que la propuesta estaría encima de la mesa de Gates hoy viernes. "La considerará seriamente antes de aprobarla", insistió Morrell, quien matizó: "Quiero quitar a la gente la idea de la cabeza de que esto se va a aprobar de inmediato". El portavoz recalcó, sin embargo, que todo progresaba en el sentido de enviar más hombres a Afganistán, ya que se ha hecho evidente que el resto de países miembros de la OTAN no pueden contribuir con más tropas de combate.

Justo un año después de que la Administración de George W. Bush aprobara un controvertido incremento de tropas para Irak, el acento se pone ahora en un refuerzo de las operaciones llevadas a cabo en Afganistán contra los talibanes. Washington parece comprometido en salvaguardar a toda costa los logros alcanzados en aquel país después de derrocar el régimen talibán en 2001.

Un año violento

Pero la realidad se empeña en llevarle la contraria. El año pasado fue el más violento desde la invasión estadounidense de Afganistán tras los atentados del 11-S. El número de atentados aumenta, incluidos los ataques suicidas. La violencia creció en 2007 un 27% con respecto al año anterior y en un 60% en la sureña provincia de Helmand.

Morrell informó de que la mayoría de marines serían destinados al sur de Afganistán, donde las tropas británicas, canadienses y holandesas se enfrentan con los talibanes. "La idea es desplegarnos para prevenir, como hicimos la primavera pasada, otro intento de los talibanes por retomar el poder", explicó. "Las tropas serían enviadas en abril por un periodo único de siete meses", recalcó el portavoz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de enero de 2008