Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La lucha contra el terrorismo

"Los hechos avalan la versión de la Guardia Civil"

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró ayer que el informe emitido por el forense que examinó a Igor Portu, integrante del comando que atentó contra la T-4, avala la tesis de que no existieron malos tratos al detenido, y de que sus lesiones son compatibles con una detención con fuerza y violenta. Portu ingresó en el hospital Donosti con una costilla rota y múltiples contusiones 17 horas después del arresto. Rubalcaba insistió en que las heridas que presenta el miembro de ETA responden a maniobras de "sujeción y retención" de Portu, quien trató de huir de los agentes.

El titular de Interior ha recordado que la familia de Portu, que estuvo presente durante el registro de su domicilio en Lesaka (Navarra), ha reconocido que se encontraba bien por lo que "los hechos avalan la tesis de la Guardia Civil".

La detención se produjo sobre las 11.00 del domingo en Mondragón. El registro tuvo lugar a medianoche, tras el cual el forense del juzgado de San Sebastián reconoció a Portu e indicó su traslado al hospital.

Rubalcaba recordó a continuación que el otro detenido, Martín Sarasola, ha declarado ante el forense no haber sufrido malos tratos, a pesar de que la denuncia de torturas forma parte del "manual" de los etarras una vez que son detenidos. Rubalcaba respondió a la portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, quien declaró que la violencia de ETA "no se combate achicando la democracia". Para Rubalcaba, lo que "estrecha" la democracia es cuestionar el funcionamiento del Estado de derecho y de las instituciones democráticas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de enero de 2008