Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Una captura bajo investigación

"Se necesitan muchas horas para que entre tanto aire en un cuerpo"

Fuentes médicas indican que Portu sufrió un golpe muy fuerte

Igor Portu llegó en la madrugada del lunes al hospital de Donostia por su propio pie, consciente y orientado. La policía le trasladó al centro sanitario a las 3.56. Había sido detenido 15 horas antes. Allí, el presunto terrorista aseguró que había sido golpeado "con puños y patadas en cara, tórax, abdomen y extremidades", según refleja el parte médico. Además de contusiones por todo el cuerpo, "que no presentan gravedad", según fuentes médicas con mucha experiencia en urgencias, Portu tenía un ojo morado y el globo ocular enrojecido, pero conservaba la visión.

El resto de síntomas y lesiones que presentaba tenían como origen la fractura de la novena costilla izquierda, que le provocó un neumotórax: la perforación del pulmón y la capa que lo recubre. El neumotórax ocasionó a su vez un enfisema subcutáneo, que provoca que el aire que se inhala sale del pulmón afectado y se extiende por debajo de la piel, llegando incluso a penetrar en la zona muscular. En el caso de Portu, el aire encontró alojamiento entre la zona cervical y la pelvis. Según fuentes médicas, debió de pasar mucho tiempo desde la lesión hasta que fue atendido para que "se acumulara tanto aire en su cuerpo". Este tipo de heridas son producidas "por golpes muy fuertes, como en el caso de accidentes de tráfico, y provocan mucho dolor".En una semana podrá ser dado de alta, si no hay complicaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de enero de 2008