Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los observadores occidentales validan la reelección de Saakashvili en Georgia

El presidente gana con el 52,8% de los votos y evita la segunda vuelta

Los observadores internacionales de la OSCE concluyeron ayer que las elecciones presidenciales georgianas celebradas el sábado habían cumplido con los "estándares democráticos", pese a haberse detectado algunas deficiencias y casos de intimidación. Los votantes otorgaron a Mijaíl Saakashvili un nuevo mandato como presidente del país caucásico. La comisión electoral georgiana anunció anoche que Saakashvili había ganado los comicios con un 52,8% de los votos, frente al 27% logrado por el principal líder de la oposición, Leván Gachechiladze.

Horas antes del anuncio, la oposición había celebrado un mitin en Tbilisi, al que acudieron unas 5.000 personas, y en el que se aseguró que Gachechiladze había ganado los comicios. Los opositores a Saakashvili amenazaron con convocar manifestaciones permanentes a partir del martes si el Gobierno continuaba sus intentos de "manipular" los resultados.

Al haber superado el 50% de los votos, Saakashvili logra la reelección en la primera ronda.[Tras conocerse este resultado, la oposición pidió una segunda vuelta. "No nos creemos las cifras", dijo la portavoz del principal candidato opositor, Leván Gachechiladze, informa France Presse]. El recuento había sido lento y, a lo largo del día, el presidente fue cayendo y subiendo en porcentaje hasta que, a las nueve de la noche, con un tercio de los colegios escrutados, ganaba con un 51,04%, seguido de Gachechiladze, con un 24,5%. Es significativo que la organización Elecciones Limpias, a la que la oposición dio crédito otras veces, también adjudicara ayer la victoria a Saakashvili, con más del 50%.

"La democracia en Georgia dio el sábado un paso triunfal", declaró Alcee L. Hastings, parlamentario estadounidense que ha coordinado la misión de observación de corto plazo de la OSCE. Al mismo tiempo, se refirió a defectos e irregularidades. Los principales reproches son los casos de "intimidación" que ha habido para que la gente vote a Saakashvili y "el entorno injusto" durante la campaña. Esto último se refiere a ciertas actividades del Gobierno que, de hecho, favorecían a Saakashvili. La oposición ha ganado un premio de consuelo: el referéndum para decidir si las elecciones parlamentarias se celebrarán en primavera, como ella quería, o en otoño de 2008, como deseaba Saakashvili.

Los resultados parciales del referéndum, también celebrado el sábado, sobre el ingreso de Georgia en la OTAN, mostraban un 60% de votos a favor de la integración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de enero de 2008