Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

China lidera los gigantes bursátiles del mundo

Las empresas financieras ceden a las energéticas la primacía en Bolsa

Por primera vez en la historia, el año 2007 se ha cerrado con una empresa china como la de mayor valor en Bolsa de todo el mundo. Es, además, una petrolera. Petrochina simboliza por sí sola el vuelco que se ha producido en el último año entre los gigantes empresariales de la economía mundial. Las empresas de países emergentes, con China a la cabeza, se abren paso en la clasificación y las del sector de la energía y la minería desplazan a las financieras entre las preferencias del mercado.

El predominio estadounidense ha sido tradicionalmente abrumador entre las grandes empresas de todo el mundo. Hace sólo un año, Exxon, General Electric, Microsoft, Citigroup y AT&T parecían un repóquer imbatible por valor en Bolsa con representación de todos los sectores estratégicos. China, en cambio, sólo asomaba con el ICBC entre las 15 primeras empresas hace unos meses. Al cierre de 2007, sin embargo, China tiene cuatro empresas entre las 10 primeras del mundo, las mismas que Estados Unidos.

Ese salto es síntoma de la pujanza de la economía china, aunque algunos expertos consideran que la escasez de acciones que cotizan de las compañías de aquel país provoca una sobrevaloración artificial. Petrochina, de hecho, llegó a superar el billón de dólares de valor en Bolsa por esa sobrevaloración. Aunque luego ha perdido casi un 30%, sigue a gran distancia de Exxon, la medalla de plata.

China Mobile, ICBC y China Petroleum son las otras tres grandes empresas chinas por valor en Bolsa. A su lado, Gazprom se mantiene entre los puestos de honor. La brasileña Petrobras está a un paso de las 10 primeras tras dar un salto espectacular gracias al descubrimiento de nuevas reservas de petróleo.

Crisis hipotecaria

Por sectores, son precisamente el energético y el minero los que acaparan el protagonismo. Siete de las 12 primeras son petroleras que se benefician del alza de los precios del crudo.

El energético se ha convertido de hecho en el sector dominante, por delante del financiero, en el que la crisis de las hipotecas basura y su onda expansiva han provocado estragos. Seis entidades financieras han salido de las 50 primeras y las que se mantienen han perdido posiciones a marchas forzadas. Tres bancos chinos y el HSBC (con fuerte implantación asiática) encabezan la lista del sector, mientras que Citigroup ha perdido la mitad de su valor en un año. Algo mejor han resistido Bank of America y JP Morgan.

Mención aparte merece el sector minero. El alza del precio de las materias primas y la batalla empresarial del sector han disparado el valor de BHP Billiton, Río Tinto, China Shenhua y la brasileña Vale do Rio Doce.

Telefónica se cuela entre las principales 50 firmas del mundo gracias a un brillante año bursátil. AT&T da un gran salto gracias a su fusión y Nokia se revaloriza más del 70% en 2007. Las telecomunicaciones conforman el único sector con representación española. El Santander se queda sólo a un paso, tras resistir la crisis financiera mucho mejor que el resto del sector.

Otras seis empresas del Ibex 35 español están entre las 500 primeras del mundo por valor en Bolsa, pero muy alejadas ya de los primeros 50 puestos.

En el sector de la informática los cambios no han sido muy significativos, con la excepción del gran salto de Apple, que duplica con creces su valor. Otra que continúa su escalada imparable es Google, que ya es la 13ª del mundo por valor en Bolsa, a una distancia abismal de sus rivales.

Ni los gigantes del sector de consumo ni las farmacéuticas viven grandes cambios, mientras que Toyota se mantiene como único representante del automóvil pese a su mal año bursátil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de enero de 2008