Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:18ª jornada de Liga

"Decidieron los detalles: Iker y los delanteros"

Schuster destaca como claves del partido la lesión de Heinze y la entrada de Guti

El Madrid de Schuster parece invencible. Ya no sólo porque anoche sumó su decimosexta victoria seguida en Liga -los blancos no pierden en el Bernabéu en Liga desde el pasado 4 de febrero cuando cayeron contra el Levante- sino también porque consigue llevarse tres puntos incluso cuando sufre un asedio durante 75 minutos. "¿Asedio, ah sí?", contestó Schuster con su habitual mal humor cuando se le hizo notar que el Zaragoza había llegado al área del Madrid una y otra vez sin parar.

Pero el cuadro del alemán siempre sale indemne. Por la tremenda eficacia de sus delanteros, porque es un equipo compacto y sólido, pero sobretodo por la clase de su portero. Casillas recibió anoche un gigantesco abrazo de sus compañeros cuando Iturralde pitó el final del encuentro. "El Madrid cuenta con el jugador más decisivo de esta Liga: Iker Casillas es el que más puntos le da", explicó Víctor Fernández. "Ha sido el hombre clave, todavía no sé como ha podido sacar el cabezazo de Diogo a cuatro metros de la portería", se preguntó el entrenador del Zaragoza. "Esta temporada el Madrid está dando lecciones magistrales de efectividad".

"Casillas es el jugador más decisivo de esta Liga", le alabó Víctor Fernández

"No estaba dedicado a nadie", dijo Van Nistelrooy sobre su corte de mangas

MÁS INFORMACIÓN

"Puede ser", concedió Schuster, que destacó el carácter de sus jugadores y calificó la lesión de Heinze -sufre una rotura en el bíceps femoral de su pierna izquierda y estará de baja entre mes y medio y dos meses- y la entrada de Guti como los momentos clave. "La lesión de Heinze nos ha afectado. He tenido la sensación de que nos ha hecho daño porque ha frenado nuestro ritmo. Fue salir él y tener unos minutos en los que nos fue imposible volver a retomar el hilo".

Había algo que Schuster temía la víspera del encuentro. Que su equipo acusara el parón navideño. "Hay que seguir ganando en nuestro campo, no quiero dar señales de debilidad a nuestros adversarios", dijo el sábado. "El Zaragoza no era un rival fácil, podría estar perfectamente entre los cinco primeros y después del parón navideño siempre es difícil. Teníamos claro que el partido lo iban a decidir los detalles. Así ha sido: los delanteros e Iker. Una vez más nos ha tocado a nosotros", matizó el técnico alemán, quien también aseguró que la entrada de Guti cambió el encuentro. "Con él hemos ganado un empujón muy importante porque enseguida hemos vuelto a jugar y ésa era la intención, tener más el balón y más claridad en los pases", analizó. "Me ha gustado que el equipo ha demostrado una vez más que sabe sufrir", concluyó.

Van Nistelrooy, por su parte, no supo explicar por qué celebró su gol con un corte de mangas: "Fue un gesto de felicidad y no estaba dedicado a nadie. Sólo estaba contento porque ellos tenían todas las ocasiones y nuestra primera ocasión fue gol. No sé lo que significa el gesto pero no tengo problemas con nadie".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de enero de 2008