Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los Beatles, en lengua de signos

El Coro Kennedy interpreta temas de la banda británica adaptados para deficientes auditivos

¿Es posible que un deficiente auditivo cante temas míticos como Let it be o All my loving? El grupo argentino Coro Kennedy, que desde los años ochenta combina música coral e integración, cree que sí. Sólo hace falta "convertir" el sonido en imagen, con gestos de las manos y el rostro que traducen la letra de la canción en símbolos. Así los dedos índice y pulgar de la mano derecha que sujetan la barbilla y después se sacuden en el aire significan "let it be" o la mano que toca el corazón, asciende por el pecho y señala al frente se convierte en "all my loving".

El próximo lunes, el Telefónica Arena servirá de escenario para el estreno mundial de Choral Beatles, un subgrupo del Coro Kennedy formado por 40 niñas oyentes de 14 a 20 años y poderosa voz, que, además de cantar normalmente, interpretarán en lenguaje de sordomudos algunos de los temas de la banda británica. "La idea de cantar con signos se debe a que tenemos casi 30 jóvenes hipoacúsicos en el coro, que forman una parte importante de nuestra filosofía, aunque esta vez no han podido venir a Madrid", explica Raúl Fritzche, director de la compañía. "Existe la creencia de que si no pueden oralizar no pueden cantar, pero nosotros somos pioneros en demostrar lo contrario", añade.

Lo más difícil ha sido convertir las metáforas en lenguaje gestual

La mayoría de los jóvenes con deficiencias auditivas de este coro prefieren no emitir sonidos guturales porque les da vergüenza escuchar su voz. Sólo una vez, en un concierto ante 5.000 personas en Buenos Aires y mientras interpretaban el himno argentino, se comenzó a escuchar un extraño ruido de fondo. "Reconozco que lo primero que pensé fue: '¿Quién está desafinando, que lo mato?", bromea Fritzche. "Pero cuando vimos que eran los hipoacúsicos que habían empezado a cantar espontáneamente por la emoción que sentían, el estadio se vino abajo de los aplausos".

Ahora esperan conseguir lo mismo en el concierto benéfico de Madrid, que interpretarán acompañados por la Orquesta Magistralia y la participación estelar de Chenoa. La recaudación se destinará a dos comedores populares para 2.000 menores. "Pone los pelos de punta salir al escenario delante de tanta gente. Además, ésta es la primera vez que cantamos fuera de Argentina y con un motivo solidario tan emocionante que seguro que acabamos todas llorando", comenta Sofía Ríos, una de las integrantes de la compañía. Muchas de ellas llevan más de 10 años en el coro y no se plantean dejarlo. "Cuando los niños crecen y les cambia la voz pasan al coro para adultos y siguen cantando. A mí me gustaría seguir, porque prácticamente llevo aquí toda mi adolescencia", señala Jamile Garibaldi, entre ensayo y ensayo. Además del concierto en el Telefónica Arena también ofrecerán un espectáculo especial el día 5 en la plaza de Cibeles a las siete de la tarde. "Lo más difícil de este proyecto ha sido traducir las metáforas de los Beatles al lenguaje de signos, que no es universal

y todo en un tiempo récord, porque nos invitaron en septiembre. Nos faltan canciones por traducir,

pero esperamos presentarlas el próximo año si este concierto va bien", afirma Fritzche.

Choral Beatles. Telefónica Arena (Las Aves, s/n). Lunes 7, a las 20.00. Entradas, de 25 a 50 euros. www.choralbeatles.net

...

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de enero de 2008