Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En libertad el policía que mató a un taxista

Óscar G. M., policía nacional de 28 años encarcelado por matar de un disparo a un taxista y herir a un ocupante de otro taxi tras una refriega de tráfico en la carretera de Toledo, ha quedado en libertad con cargos. El juez de Fuenlabrada Adolfo Carretero ha decretado su libertad tras recibir un informe policial que da cierta verosimilitud a la versión que facilitó el policía sobre los hechos, ocurrido el pasado día 1 de diciembre.

El informe, que fue solicitado por el propio magistrado, indica que algunos de los participantes en los hechos habían intervenido en una reyerta contra otras personas en un campo de fútbol y en una agresión a una pareja de novios.

El juez le ha dejado libre pero le mantiene como imputado de un delito de homicidio. Entiende que no hay riesgo de fuga, dado que tiene domicilio conocido, y le mantendrá libre hasta el juicio.

El agente, que estaba fuera de servicio ese día, señaló que los ocupantes de ambos taxis le sometieron a una persecución cuando él iba por la carretera al volante de su coche. Añadió que se salió de la carretera, con dirección a un polígono de Fuenlabrada, y que uno de los taxis fue tras él. Según esta versión, ambos coches terminaron en la calle del Gorrión, en Fuenlabrada. Hasta ese mismo lugar llegó seguidamente un segundo taxi, conducido por Daniel A. M., hermano del primer taxista. De acuerdo con el testimonio del agente, los dos taxistas y los cuatro ocupantes que iban en ambos vehículos se abalanzaron contra él con la intención de agredirle. Se sintió amenazado y con el objeto de reprimir una agresión sacó su arma reglamentaria. Y disparó a uno de los taxistas, en la cabeza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de enero de 2008