PSE y PP acusan a Ibarretxe de crear falsas expectativas de paz en Euskadi

El 'lehendakari' ratifica que convocará la consulta este año y Urkullu le apoya

El discurso de Nochevieja del lehendakari, en el que Juan José Ibarretxe reiteró su voluntad de "dar la palabra" a la sociedad vasca el próximo 25 de octubre, sonó a socialistas y populares a una vieja canción construida desde el "radicalismo" nacionalista. También le reprocharon crear falsas expectativas de lograr la paz y la normalización política a través de la consulta.

El secretario de Organización y portavoz de la Ejecutiva del PSE-EE, Rodolfo Ares, indicó ayer que el "raca-raca de las obsesiones nacionalistas" del discurso del presidente vasco "traslada a la ciudadanía falsas expectativas con la idea de que con su consulta se conseguirá la paz". Ares advirtió de que esa aseveración del lehendakari no sólo es un "error político de primer orden", sino que es una mentira y un fraude, porque ETA no va a dejar su actividad terrorista por mucho que Ibarretxe siga defendiendo su consulta".

El lehendakari obvió la persistencia del terrorismo de ETA a la hora del trabajo político y dijo en su intervención de fin de año que "exista o no ETA, se deben buscar soluciones políticas construidas a través del diálogo entre todos". Ibarretxe reiteró su oferta de pacto "antes y después" de las elecciones del próximo 9 de marzo, aunque también apuntó que si ésta se rechaza "no nos quedaremos de brazos cruzados". La consulta, agregó, es el tercer pilar -junto a la paz y el diálogo- sobre el que "construiremos un nuevo ciclo histórico", que no llegará a través de ilegalizaciones, el "recorte" de derechos civiles y políticos o la "exclusión de una parte de la sociedad vasca", en alusión a la izquierda abertzale. Es ahí donde Ares vio "claros guiños" al mundo abertzale radical.

El PP, por boca de su portavoz, Leopoldo Barreda, acusó al lehendakari de exhibir "el discurso más radical de la historia del nacionalismo democrático". Socialistas y populares coincidieron en que Ibarretxe exhibió un "discurso rayado" y sin "novedades". Barreda añadió que esa intervención del presidente del Gobierno vasco evidencia el "agotamiento del proyecto nacionalista", y defendió la necesidad de una alternativa política, frente a la "huida hacia delante" que significa la consulta popular.

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, respaldó el discurso del lehendakari y dijo que la apuesta por el diálogo debe ser posteriormente refrendada por la sociedad "dando la palabra" a los ciudadanos vascos. Urkullu subrayó que "hace suyo" el discurso de Ibarretxe porque busca que ETA "no condicione el futuro".

Miren Azkarate reitera su compromiso de "dar la palabra" al puebloVídeo: ATLAS
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS