Los visados de obra nueva caen un 23% hasta octubre

Arrecia el frío en el sector de la vivienda y el indicador de visados de obra nueva de los colegios de arquitectos registra un descenso del 23,2% en los diez primeros meses del año, en relación con el mismo periodo de 2006. En especial las viviendas unifamiliares, de las que se han presentado un 40% menos proyectos para nuevas promociones entre enero y octubre.

Según los datos de los colegios de arquitectos que publica el Ministerio de Fomento, los proyectos para vivienda residencial alcanzaron las 574.294 unidades en el referido periodo, un 23,23% menos que el año anterior. Los proyectos para pisos en bloque pasaron de 601.175 a 485.868 unidades, un 19,1% menos. Los chalés pasaron de 146.733 a 88.250, un 39,8%

Si se toman sólo los datos de octubre, los proyectos visados en los colegios de arquitectos para nuevas viviendas descendieron un 32% respecto al mismo mes de 2006, pero con un aumento del 7% respecto a septiembre pasado.

Además, los planos que reciben el visto bueno de los arquitectos siguen siendo cada vez más pequeños: la superficie media de los pisos en bloque pasó de 99,9 metros cuadrados a 97,8 mientras que por el contrario la media de las viviendas unifamiliares pasaron de 168,8 a 170,9 metros cuadrados.

Menos confianza

Por otro lado, la confianza de los consumidores cayó cuatro puntos en noviembre respecto a junio pasado y se situó en su nivel más bajo desde, al menos, febrero de 2006, según el Índice de Sentimiento del Consumidor (ISC) realizado por la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), en colaboración con Gallup.

El índice, que recoge un recorte de tres puntos en el último año, muestra la existencia de un grupo de ciudadanos pesimistas superior al de optimistas, aunque la mayoría, subraya el estudio, opta por dar una opinión poco comprometida, asegurando que la situación económica es "regular" o "no ha cambiado".

Sin embargo, Funcas indica que este mayor pesimismo de los consumidores no se corresponde con la situación de la economía española en general, que se ha comportado "razonablemente bien" durante los últimos ejercicios.

"El mayor coste de los créditos asumidos por las familias ofrece un balance económico algo diferente del escenario macroeconómico oficial", subraya Funcas. Sobre la situación económica familiar, el índice se ha reducido un punto (de 91 a 90), al igual que las expectativas futuras (de 96 a 95).

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 27 de diciembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50