La Fiscalía denuncia a un empresario por dañar un castro en Ferrol

El fiscal especialista en delitos contra el patrimonio histórico, Antonio Roma, ha denunciado al propietario de la empresa Febril Forestal, SL, Ricardo Febril, por dañar varios muros del Castro de Vilabuide, en la parroquia ferrolana de Doniños, durante una tala de árboles en el recinto. La denuncia fiscal ante el juzgado decano de Ferrol se extiende también al dueño de la finca en donde se asienta el yacimiento arqueológico, José Rodríguez.

En su denuncia, el fiscal precisa que el asentamiento castreño sufrió desperfectos en su estructura amurallada y en algunos muros interiores que, en una primera tasación, superan los 400 euros. El yacimiento, también conocido como Casa dos Gafos o dos Mouros, está situado en la cima de un monte y figura en el inventario de patrimonio cultural de Galicia por su origen protohistórico o galaico-romano, su significación bélica y su uso como lazareto en el siglo XVIII. Además, está incluido en el Plan General de Ordenación Municipal de Ferrol como bien catalogado con protección integral, lo que exige la supervisión de un arqueólogo ante cualquier actuación sobre el recinto.

El pasado 19 de octubre, la Consellería de Cultura solicitó al Ayuntamiento de Ferrol la paralización cautelar de la tala, que se ordenó el cuatro días después. El grupo de arqueología Terra de Trasancos había denunciado ya antes ante la Policía Local, el Ayuntamiento, Cultura y el Seprona que la maquinaria de la empresa había entrado en el yacimiento y dañado la muralla de piedra del castro. La entidad notificó además en junio la destrucción de una mámoa a 400 metros del castro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 26 de diciembre de 2007.