Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:CONSUMO

El fraude perjudica a los fabricantes que cumplen con el canon

Uno de los problemas que plantea el canon a los fabricantes de máquinas o soportes es la existencia de una bolsa de fraude. Dado que el fabricante repercute en el precio de venta su importe, quienes evitan pagarlo pueden ofrecer en el mercado un producto más barato. La orden alude a este conflicto y cita la creación de un grupo de trabajo entre empresas y sociedades de gestión para "desplegar una lucha más efectiva contra el fraude" en el pago del canon, ya que "perjudica de manera relevante a las empresas tecnológicas, a las sociedades de gestión y a la Administración tributaria". En este grupo de trabajo, los ministerios de Cultura y de Industria participan como observadores.

La orden corrige la ley que consagró el canon en 2006 al quitar la retroactividad de las nuevas tarifas para evitar las dificultades prácticas que supondría la devolución en los casos en que el canon ha sido rebajado o el pago retroactivo en el caso de equipos que hasta ahora no estaban sometidos al canon.

Tras la aprobación del nuevo canon, el ministro de Cultura, César Antonio Molina, afirmó que se comprometía a "seguir trabajando para mejorar el sistema, para hacerlo más justo, más transparente y más comprensible para el ciudadano". El ministro subrayó que los beneficios son utilizados no solamente para repartir entre los propios creadores, sino que el 20% se invierte en actividades de carácter asistencial y de promoción.

Reacciones

El secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, defendió el canon que existe en el 87% de los estados de la UE y consideró "excesivo" decir que los ingresos por el canon no se distribuyen bien. "Se trata de proteger no a los artistas consolidados, sino a los que empiezan", aunque admitió que la fórmula de reparto "puede ser mejorada".

El PP, ahora contrario al canon, consideró "una maniobra mediática para tapar el follón del canon" que el presidente del Gobierno anunciara la fecha de las elecciones generales el mismo día en que el Congreso aprobó el canon.

La plataforma contra el canon lo denunciará ante Defensa de la Competencia por la desproporción del canon con relación a los precios de los soportes, ya que, según la asociación, supone en algunos casos un sobreprecio del 40%; exigirá la retirada de obras protegidas con sistema anticopia en soportes que paguen canon; denunciará la subvención cruzada de organismos públicos a entidades privadas por actividades desarrolladas por empresas y administraciones que nada tienen que ver con la copia privada, y exigirá la puesta en marcha de un organismo público que se ocupe de la recaudación del canon y que se aplique el apartado de la ley que afirma que "si el perjuicio causado al titular de los derechos de autor es mínimo, no podrá dar origen a una obligación de pago".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de diciembre de 2007