Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Garzón estrecha el cerco a ANV

El juez afirma que el partido "rinde cuentas" a la ilegalizada Batasuna - Encarcelada Marije Fullaondo, el puente entre ambos grupos 'abertzales'

El juez Baltasar Garzón ordenó ayer la prisión incondicional de la dirigente de la Mesa Nacional de Batasuna Marije Fullaondo, detenida el miércoles pasado, por integración en la banda terrorista ETA. El magistrado afirma en su resolución que el partido Acción Nacionalista Vasca (ANV), para el que Batasuna solicitó el voto en las pasadas elecciones, informa y rinde cuentas a Batasuna a través de Fullaondo y que ésta cobra su sueldo del Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK, en sus siglas en euskera).

El magistrado realiza un extenso relato de todas las actividades presuntamente delictivas que ha efectuado Fullaondo en su calidad de dirigente de Batasuna y acuerda su prisión incondicional por entender que existe reiteración delictiva y riesgo de fuga a la vista de la gravedad de los hechos imputados, de naturaleza terrorista.

Así, el juez señala que en el caso de Fullaondo "ha quedado indiciariamente acreditada, no sólo su calidad de miembro de la Mesa Nacional de Batasuna, sino su vinculación con EHAK (Partido Comunista de las Tierras Vascas), del que percibe nómina de sueldo, y con ANV, a la hora de recibir la información o rendición de cuentas por parte de responsables de esta formación política, lo cual será objeto de análisis más, profundo en su momento".

Fullaondo, según el juez Baltasar Garzón, ha "demostrado en forma reiterada su voluntad rebelde, como miembro de la Mesa Nacional, a cumplir las resoluciones judiciales que le afectaban, al menos desde el día 31 de octubre de 2006, fecha en la que fue imputada por delito de integración en organización terrorista".

El magistrado recuerda que el 26 de enero de 2007 requirió expresamente a Fullaondo y a otros 11 imputados, entre los que figuraba Arnaldo Otegi, para que se abstuvieran de realizar "cualquier comparecencia en nombre o representación de Batasuna", porque constituiría delito de desobediencia.

Además, les advertía de que la reiteración de conducta delictiva supondría el ingreso en prisión. Sin embargo, Fullaondo no sólo no ha acatado las medidas impuestas, sino que "le son atribuibles los comunicados de 14 de octubre de 2007 y los posteriores que se citan en los hechos y que son claramente convergentes con los comunicados de ETA de junio, septiembre y 12 de diciembre de 2007, en los que, entre otras cosas, se acusa al Gobierno de haber decretado un estado de excepción e incluso de terrorismo de Estado.

Según destaca el auto, "ETA desarrolla la acción violenta que [...] reivindica al hacerse cargo de distintos actos terroristas y a la vez marca a los que considera responsables de esa situación, señalamiento que coincide con los propios objetivos que marca a su vez Batasuna en la acción complementaria de ambas estructuras dentro de la única organización terrorista a la que pertenecen".

Y en esa estrategia convergente con ETA, según el juez, en las acciones contra el tren de alta velocidad en el País Vasco, "Fullaondo tiene un papel primordial, como se desprende de los documentos que le fueron intervenidos el 14 de septiembre de 2007 y los que ahora le fueron ocupados tras el registro de su domicilio".

Fullaondo fue preguntada ayer por su participación en los hechos que se le imputan, pero se negó a declarar. La fiscal Dolores Delgado reclamó su ingreso en prisión por entender que existe riesgo de fuga y de reiteración delictiva. Su letrada, Jone Goirizelaia, pidió que quedase en libertad, pero el juez decidió en la mañana de ayer su ingreso en prisión.

El auto del juez Garzón menciona expresamente la sentencia del caso Ekin, notificada públicamente el pasado miércoles y en la que se destacaba que los aparatos políticos, mediáticos, financiero, de relaciones internacionales o de desobediencia civil forman parte de las "entrañas" de ETA. Garzón, a su vez, destaca la "complejidad de todo el entramado terrorista liderado por ETA, que actúa con vocación fagocitadora y depredadora de todo el espectro conocido como Izquierda Abertzale". El magistrado precisa también que esa "tendencia expansiva de Batasuna, bajo los auspicios de ETA, es evidente, y puede producir efectos en otras organizaciones a las que eventualmente puede colonizar".

Queda indiciariamente acreditado...

- "En el caso de la Sra. Fullaondo ha quedado, queda indiciariamente acreditada, no sólo su calidad de miembro en la Mesa Nacional de Batasuna, sino su vinculación con EHAK (Partido Comunista de las Tierras Vascas), del que percibe nómina de sueldo, y con ANV, a la hora de recibir la información o rendición de cuenta por parte de responsables de esta formación política, lo cual será objeto de análisis más profundo en su momento".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de diciembre de 2007

Más información