Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mitad de la Mesa Nacional está en prisión

Marije Fullaondo era la responsable del área de cultura, una cartera de mucho peso en la Mesa Nacional de Batasuna. Junto con Pernando Barrena, ejercía últimamente de portavoz de esta formación de la izquierda abertzale. Pero el verdadero alcance de su peso interno se pudo constatar hace tres años, cuando en 2004 fue nombrada cabeza de lista en las elecciones europeas bajo las siglas de Herritarren Zarrenda (HZ), también ilegalizada.

El encarcelamiento de Fullaondo deja un poco más huérfana a la dirección de Batasuna, que desde el 4 de octubre va sufriendo la detención, por goteo, de sus miembros, que normalmente terminan en prisión. En la actualidad, la Mesa Nacional está en tablas: hay 19 encarcelados y 19 en libertad.

Lo más significativo es que esta presión judicial ha paralizado a los dirigentes en libertad y, por consiguiente, las actividades de la dirección en su conjunto. Batasuna no ha podido celebrar el congreso que había previsto para estas fechas, a mediados de diciembre, destinado a adaptar su estrategia política a la nueva etapa de violencia de ETA.

Así como la dirección actual fue elegida en marzo de 2007, días antes de la declaración de alto al fuego de la banda terrorista, ahora estaba obligada a renovarse para elegir una nueva para llevar las riendas de la formación en estos tiempos turbulentos. Pero la presión de los magistrados de la Audiencia Nacional está limitando también su composición.

De los 19 miembros que quedan en libertad hay que destacar como figuras relevantes de Batasuna a su portavoz Pernando Barrena y a Eusebio Lasa, veterano dirigente responsable económico y que ha adquirido protagonismo en las últimas comparecencias. También destacan por su relevancia pública los abogados Jone Goiricelaia y Karmelo Landa. Ambos son vocales en la mesa dirigente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de diciembre de 2007