Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Isabel II supera a Victoria como reina británica más longeva

La reina Isabel II se convirtió a las cinco de la tarde de ayer en el monarca más longevo del Reino Unido. Al cumplir los 81 años y 29 días, Isabel superó la edad a la que murió su tatarabuela, la reina Victoria, hasta ayer el monarca británico que ha vivido más tiempo. Pero a Isabel le queda aún bastante camino para convertirse en el monarca que ha estado más tiempo en el trono: Victoria reinó 64 años, desde que subió al trono en 1837, a la edad de 18 años, hasta su muerte, en 1901. Isabel II lleva 55 años reinando y superará el récord de su tatarabuela el 9 de septiembre de 2015, si para entonces está viva y no ha abdicado en su heredero, Carlos.

Las posibilidades de que Isabel Windsor rompa ese récord no son despreciables. Aunque en el último año ha empezado a mostrar algunos achaques, parece tener una salud de hierro y a favor de ella juega la longevidad mostrada por las mujeres de su familia. Su madre, Isabel la reina madre, consorte del rey Jorge VI, vivió 101 años. A diferencia de su madre, que adoraba la ginebra, Isabel II tiene fama de frugal y poco bebedora, pero está por ver si eso juega a favor o en contra suyo, dada la fortaleza física de su progenitora.

La reina no ha querido celebrar este récord y pasó ayer el día trabajando con normalidad y sin atender audiencias ni compromisos públicos. La prensa publicó el miércoles unas inquietantes fotografías en las que se podía percibir con claridad una mancha de color amarillo verdoso y de ciertas dimensiones en el cuello de la monarca, por debajo de su oreja izquierda, mientras saludaba en el palacio de Buckingham al rey de Tonga. Pero los portavoces de palacio se esforzaron por quitarle importancia. "Ha sufrido una pequeña magulladura. No es nada importante", se limitaron a decir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de diciembre de 2007