Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una banda asalta la casa de José Luis Moreno

El productor fue golpeado al negarse a dar la combinación de la caja fuerte

Seis encapuchados entraron la madrugada de ayer al asalto en el chalé del empresario y ventrílocuo José Luis Moreno, en Boadilla del Monte (localidad madrileña de 37.900 habitantes). El artista que, supuestamente se resistió al robo, recibió un golpe en la cabeza con una especie de hacha, por lo que tuvo que ser ingresado en el hospital Puerta de Hierro. La Guardia Civil desconocía anoche el valor de lo sustraído, ya que no había podido tomar declaración a la víctima, el único que sabe la cantidad y la cuantía de lo robado, según fuentes del instituto armado.

Los hechos ocurrieron poco después de la medianoche, en el número 15 de la calle de la Retama, en la urbanización Monte de las Encinas. La parcela que tiene José Luis Moreno es una de las más grandes de este complejo residencial situado en la carretera de Boadilla a Pozuelo de Alarcón. Los vecinos de esta urbanización sólo pueden acceder a sus viviendas por una entrada que está vigilada por personal de seguridad y está dotada con cámaras de vídeo y con barreras de acceso. La peculiaridad del chalé del empresario teatral es que la valla posterior da justo a la carretera. Una exigua alambrada de unos dos metros de alto protege la vivienda, un llamativo chalé de color salmón.

Según las primeras versiones, los delincuentes, armados con pistolas y escopetas, accedieron por esa valla trasera. Aprovecharon que la carretera a esas horas tiene poca circulación y carece de alumbrado, por lo que el vehículo en el que esperaron pasó totalmente inadvertido para el resto de conductores.

Un golpe bien estudiado

Los asaltantes, que iban con pasamontañas, tenían muy bien estudiado el golpe. Una parte de ellos se fue hacia la casa donde están los siete trabajadores del servicio. Ninguno de ellos opuso resistencia. El resto, hasta completar seis, se dirigió hacia la vivienda principal, en donde estaba el empresario.

Los ladrones emplearon en todo momento gran violencia. Obligaron a Moreno a que le diera las combinaciones de las dos cajas fuertes con que cuenta el chalé. El ventrílocuo se negó de forma reiterada. Los ladrones le dieron un fuerte golpe en la cabeza con la parte roma de una especie de hacha. Fuentes de la investigación confirmaron que no fueron abiertas ninguna de las dos cajas fuertes del chalé.

Los ladrones huyeron a toda velocidad tras apropiarse de objetos de valor y de joyas. Un vecino de Moreno, que vive en el chalé contiguo, aseguró que no oyó nada extraño durante la noche. "Me he levantado a las seis de la mañana y no he visto nada. Los perros ni han ladrado", comentó. "Estoy tranquilo, porque es una zona donde no hay problemas ni inseguridad", añadió cuando salía de la urbanización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de diciembre de 2007