Las revistas institucionales cambian

'Barcelona Metròpolis', del Ayuntamiento, y 'Cultura', de la Generalitat, inician nueva etapa y renuevan su diseño

Cambio en las revistas institucionales. Por una parte, el Ayuntamiento de Barcelona presentó ayer la nueva etapa de Barcelona Metròpolis, con nuevo diseño y dirección a cargo de Manuel Cruz, y por otra, ya puede encontrarse en las librerías la quinta etapa de la revista Cultura, que edita la Generalitat y que también ha cambiado diseño y formato, además de dirección, en esta ocasión a cargo del escritor Sebastià Alzamora.

En ambos casos la publicación es monográfica. La del Ayuntamiento tiene por objetivo constituirse como "foro de debate" para estudiar desde todas sus vertientes la evidente "crisis del modelo de Barcelona". Bajo el subtítulo Revista de información y pensamiento urbanos, la publicación se propone crear debate y llegar a la esencia de cuál es el estado del modelo de Barcelona.

'Barcelona Metròpolis' se distribuirá en Bilbao, Madrid y Valencia
Sebastià Alzamora dirige la nueva etapa de 'Cultura', de la Generalitat

La publicación, de carácter trimestral y con un precio de tres euros, tiene una tirada de 4.000 ejemplares, en doble versión, castellano y catalán, y se distribuye en Cataluña y las ciudades de Bilbao, Madrid, Zaragoza y Valencia. Barcelona Metròpolis no sólo tendrá formato en papel, sino que también estará en breve presente en la Red para así "abrirnos al mundo y apostar por el intercambio dinámico", señaló ayer su director, Manuel Cruz, en la presentación del primer número. El tema principal de éste es (Mal)vivir en la ciudad y analiza la situación de la inmigración, los mileuristas y la prostitución, entre otros temas, con artículos de Espido Freire, Isabel Holgado, Núria Escur y Xavier Roig.

En palabras del politólogo y catedrático de la Universidad de París Sami Naïr, "la revista tiene que buscar la inconformidad", es decir, "hablar de lo que va mal con altavoz". La elaboración de una identidad dentro de un mundo diverso supone el reto de esta publicación. "El factor de mediación y el encuentro de un lugar común" es la meta que debe alcanzar. El proceso de mercantilización, que considera que la única función del hombre es la compraventa, "debe ser un problema que tratar", destacó el politólogo.

En el caso de Cultura, la revista ha dejado de centrarse en la agenda para analizar a fondo un tema monográfico, y su periodicidad será cuatrimestral, con una tirada inicial de 2.000 ejemplares y venta en librerías a cinco euros. En este primer número el tema escogido es la cultura popular bajo el lema De l'aplec sardanista al Sònar: la cultura popular catalana, avui, con artículos de autores como Salvador Giner, Bienve Moya, Manuel Delgado, Vicenç Villatoro, Patrícia Gabancho, Jordi Bianciotto, Mònica Terribas y Ramon Fontdevila. "Se está en un momento en constante transformación", añadió Alzamora, para quien el papel de los medios de comunicación, la inmigración y la globalización han modificado en pocos años el sentido de lo que se entiende actualmente por cultura tradicional. Cada número estará ilustrado por un fotógrafo y en esta ocasión el seleccionado es Joan Fontcoberta, quien ha utilizado una serie de fotografías de dioramas de museos etnológicos y de todo tipo situados en distintos países.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 17 de diciembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50