Cataluña reutilizará aguas residuales de la industria para paliar la sequía

Se ahorrarán 58 Hm3, lo que gasta una ciudad de 500.000 habitantes al año

El Gobierno catalán ha llegado al convencimiento de que el agua no vendrá ni del cielo ni del subsuelo, por lo que habrá que sacarle el máximo partido a la que ya circula por el cauce de los ríos. La Agencia Catalana del Agua (ACA) presentó ayer un plan para la reutilización en el sector industrial.

El proyecto es ambicioso por su coste (300 millones de euros de inversión inicial) y por su complejidad técnica (será necesario crear nuevas plantas depuradoras y una red de canalización). Es una medida de gran calado para tratar de paliar la sequía extrema que se ha instalado en Cataluña, la cual, según los expertos, no revertirá a largo plazo.

La iniciativa se encuentra ahora en fase de pruebas y se espera que a partir de 2009 funcione a pleno rendimiento. Entonces Cataluña podría ahorrar 58 millones de hectómetros cúbicos al año (58.000 millones de litros), más o menos la cantidad de agua que consume una ciudad de medio millón de habitantes. Se trata de que las industrias reutilicen sus propias aguas residuales tras pasar por una planta de regeneración (véase el gráfico adjunto). El objetivo es que en 2010 entre el 50% y el 75% del agua que necesitan las fábricas se obtenga tratando la ya utilizada por ellas mismas.

El éxito de este proyecto depende, por tanto, de la buena disposición de los empresarios. De momento, la ACA y varios industriales agrupados en torno al Consejo General de las Cámaras de Cataluña (CGCC) han instalado 13 plantas piloto de tratamiento, que han conseguido ya ahorrar 38.000 millones de litros de agua en zonas de Tordera, Igualada, Vic, El Prat de Llobregat, Abrera, Terrassa, Rubí y Martorell. Son industrias pertenecientes a los sectores textil, químico, papelero, de la automoción y de los materiales de construcción, que son las que más cantidades de agua precisan para su funcionamiento. El director de la ACA, Manuel Hernández, aseguró que el agua regenerada tendrá un coste inferior al de la procedente de los acuíferos que las industrias utilizan en estos momentos, para incentivar su uso.

Los 300 millones de euros necesarios para financiar este plan saldrán de los próximos presupuestos de la Generalitat y con ellos se costeará la construcción de las plantas de regeneración y la red de distribución. En algunos casos se adaptarán las plantas depuradoras ya existentes. En este sentido, los promotores del proyecto quisieron dejar clara la diferencia entre depurar -una práctica que ya se hace desde hace años- y reutilizar. En el primer caso, el agua contaminada se recoge del río, se depura y se devuelve al cauce. En el segundo caso, el agua se regenera una y otra vez para uso de la fábrica. En caso de haber excedente, se puede destinar para usos ambientales (recarga de acuíferos), recreativos (riego de campos de golf) y agrícolas. De ningún modo se destinará al consumo humano.

Restricciones en marzo

El Departamento de Medio Ambiente informó ayer de que continúa el lento descenso de los recursos hídricos en los pantanos catalanes, que ya se encuentran al 27,7% de su capacidad. Las lluvias caídas este fin de semana tampoco han mejorado significativamente la situación y, según las previsiones de la ACA, de seguir el bajo nivel de precipitaciones, a finales de marzo se entrará en fase de emergencia, lo que significará restricciones de agua para la población.

La fase actual, de excepcionalidad en todo el territorio catalán, obliga a todos los municipios a restringir el riego en parques y jardines, prohibir el uso de agua potable para fuentes y usos ornamentales, mantener y reaprovechar el agua de piscinas de uso público y privado, y reducir la utilización de agua de grifo para limpieza viaria, entre otras medidas.

Seguirá lloviendo durante toda esta semana, aunque de manera moderada, según el Servicio Meteorológico de Cataluña. Esta previsto que siga nevando por encima de los 400 metros, pero los efectos de la nieve en los embalses no se verán hasta el final del invierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 17 de diciembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50