Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE andaluz revalidaría la mayoría absoluta, según el barómetro del IESA

Paro, vivienda, inmigración e inseguridad son las principales preocupaciones

El mapa electoral andaluz no sufriría grandes variaciones si se celebrasen hoy las elecciones autonómicas. El PSOE obtendría el 49,1% de los votos frente al 36,7% de los sufragios que conseguiría el PP. Con estos porcentajes, el candidato socialista a la reelección, Manuel Chaves, ganaría sus sextas elecciones consecutivas y revalidaría la holgada mayoría absoluta que obtuvo en 2004.

Los socialistas bajan un punto porcentual y podrían perder algún diputado de los 61 que tiene. Mientras, el candidato popular, Javier Arenas, lograría un avance de casi cinco puntos respecto al resultado cosechado por su antecesora Teófila Martínez hace cuatro años y ganaría varios diputados. IU se mantendría en el 7% de los apoyos -sólo perdería dos décimas- y el PA experimentaría un fuerte retroceso del 6,2% de 2004 al 4,9% que le permitiría salvar alguna representación en el Parlamento andaluz.

Este sondeo electoral, a poco menos de tres meses para las elecciones autonómicas, es uno de los apartados más atractivos del Barómetro de opinión pública de Andalucía 2007 elaborado por el Instituto de Estudios Sociales de Andalucía (IESA).

El director de este organismo, Manuel Pérez Yruela, detalló que este sondeo se efectuó los pasados meses de octubre y noviembre gracias a 3.700 entrevistas con un margen de error del 1% al 2%. Esta encuesta no recoge el impacto que pueda tener en los partidos minoritarios la coalición andalucista gracias a la fusión del PA y PSA, ni la crisis de Izquierda Unida.

El presidente de la Junta, Manuel Chaves, y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, son los únicos políticos que aprueban con una valoración de 5,4%. Le siguen Javier Arenas con un 4,7; Diego Valderas, 4,5; Mariano Rajoy, 4,2; y Julián Álvarez, con un 4,1 es el político peor valorado y, además, el menos conocido por los andaluces.

Por otra parte, el paro, la vivienda, la inmigración y la delincuencia o inseguridad ciudadana siguen siendo, un año más, las principales preocupaciones de los andaluces. Sin embargo, respecto a los últimos barómetros, se produce un cambio significativo de tendencia. Mientras la preocupación por el desempleo baja año tras año, crece sobremanera la inquietud por la vivienda. Desciende también la percepción de la inmigración como un problema o un aspecto negativo. Respecto a la economía, los andaluces encaran con optimismo el futuro, aunque muestran su preocupación por la actual coyuntura de crisis.

En este barómetro, el décimo realizado por IESA, destaca igualmente cómo el 68% de los andaluces cuestiona que la Iglesia católica participe en el debate político, como por ejemplo con sus críticas a la asignatura Educación para la Ciudadanía, frente a un 13% que le parece bien o muy bien.

En la creencia mayoritaria de que las opiniones de la Conferencia Episcopal no representan los pensamientos de la mayoría de los católicos podría estar una de las razones por las que un 47% de los consultados sería partidario de que el Estado redujera su financiación a la Iglesia católica, frente a un 30% que cree que debe seguir igual y un 7% que es partidario de que aumente esta aportación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de diciembre de 2007