Reportaje:Publicidad

Ryanair desata la polémica con un calendario sexista

Las azafatas de la línea aérea posan en bikini en esta publicación

Una chica morena posa en el pasillo de un avión. Lleva la parte de abajo de un bikini y un microchaleco salvavidas que infla mientras mira directamente a la cámara. Es Nicola, azafata de Ryanair y también es el mes de abril en el polémico calendario que la compañía irlandesa ha editado y ya vende entre sus clientes. En él, Nicola y otras auxiliares de vuelo posan muy ligeras de ropa. Un nuevo método publicitario de la empresa, según la organización de consumidores Facua que ha denunciado la campaña. Ryanair sin embargo asegura que sólo tiene fines benéficos.

"El personal de vuelo de Ryanair levanta la temperatura de la cabina con el calendario más caliente de 2008", aseguró el responsable de tripulación de la compañía, Eddie Wilson, en la nota que presentaba el polémico calendario. El almanaque, que se vende durante los vuelos y por Internet a un precio de siete euros, ha despertado las críticas de asociaciones de consumidores y de mujeres. Facua denunció ayer la campaña ante el Instituto de la Mujer y el Instituto Nacional de Consumo, ya que considera que "atenta contra la dignidad de las trabajadoras de la compañía".

El Instituto de la Mujer considera "discriminatorio" el almanaque
Más información
Sarkozy, molesto por un anuncio de Ryanair
Ryanair lanza un nuevo calendario con sus azafatas como reclamo

Ryanair asegura que el calendario no ha sido iniciativa de la empresa sino de las azafatas, que han posado "de forma voluntaria". El dinero recaudado se destinará a una asociación que ayuda a jóvenes discapacitados. "Es un calendario que puede tener una gran aceptación por el público y con este dinero se está haciendo una buena causa", declaró ayer Maribel Rodríguez, directora de Ventas y Marketing en España de Ryanair, a Europa Press.

El Instituto de la Mujer afirmó que remitirá un escrito a las autoridades irlandesas, ya que el calendario, que ha definido como "discriminatorio" no se vende directamente en España. "La finalidad benéfica del calendario es positiva pero supone una representación sexista de las mujeres que trabajan como tripulantes de cabina de pasajeros y de todas las mujeres. Aparecen representadas como objetos sexuales", aseguró ayer una portavoz del Instituto de la Mujer. Además, este organismo llevará el caso a la próxima reunión del grupo de alto nivel sobre género de la Unión Europea.

La compañía aérea irlandesa es conocida por sus agresivas campañas de publicidad, muchas veces complementadas por acciones de márketing viral, que implican al público en sus campañas. Una de las últimas usaba la imagen de José Luis Rodríguez Zapatero, y la frase: "Mmmm... Ryanair ofrece dos millones de plazas gratis... Eso es mejor que nuestro cheque bebé", en alusión a la ayuda de 2.500 euros que el Gobierno promete por cada nuevo hijo. La campaña, que no tenía autorización para usar la imagen del Zapatero, fue retirada dos días después de aparecer.

Poco antes, otro escándalo llamaba la atención sobre la publicidad de Ryanair. En esa ocasión, la compañía había anunciado que regalaría un vuelo a todos los que asistiesen a una céntrica plaza de Barcelona. El requisito era llevar pancartas contra de otra compañía aérea, Iberia.

Algunas imágenes del polémico calendario de Ryanair.
Algunas imágenes del polémico calendario de Ryanair.

Sobre la firma

María R. Sahuquillo

Corresponsal en Moscú, desde donde cubre Rusia, Ucrania, Bielorrusia y el resto del espacio post-soviético. Antes, fue enviada especial para grandes coberturas y se ocupó de los países de Europa Central y Oriental. Ha desarrollado casi toda su carrera en EL PAÍS y además de temas internacionales está especializada en asuntos de igualdad y sanidad.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS