Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Manuel Badenes, goleador en los años cincuenta

Ganó el Trofeo Pichichi de 1958

Acaba de fallecer tras larga enfermedad en Castellón, donde nació hace 79 años, uno de los delanteros valencianistas más anónimos. La popularidad de Manuel Badenes no se corresponde con su hambre de gol. Cuando era pequeño "le dijeron que la esencia del fútbol era el gol y la misión del delantero centro, meterlos", cuenta Joaquín Borrell en Todos los hombres del murciélago (Editorial Aguaclara, 2000). Durante su trayectoria profesional no hizo otra cosa.

Su promedio anotador en las seis campañas que vistió la camiseta del Valencia prácticamente alcanza el gol por partido. Semejantes cifras casi doblan los registros de Waldo y Kempes, dos de los grandes nombres en la historia de los de Mestalla. Manuel Badenes fue campeón de Copa con el Valencia en 1954 y pichichi de la Liga con el Valladolid en 1958, trofeo que compartió con el madridista Alfredo di Stefano y el valencianista Ricardo Alós. Pero nunca se le dio trato de figura.

Este delantero a la vieja usanza debutó en la Primera División en la temporada 46-47, en un partido en el que el Castellón venció 4-0 al Sabadell y en el que marcó su primer gol.

Cuando aún no había cumplido 17 años fue traspasado al Barcelona. Fue blaugrana durante dos campañas, del 47 al 49, aunque apenas gozó de oportunidades. Pasó la siguiente temporada cedido en el Zaragoza y a Valencia llegó en 1950 para sustituir a Mundo, integrante de la mítica delantera eléctrica. No hizo mal su cometido. Si éste marcó 191 goles en los 208 partidos que jugó en las 11 temporadas que estuvo en el Valencia, Badenes marcó 89 tantos en 96 encuentros de Liga. En toda su trayectoria sumó un total de 139 goles.

Además de la Copa del Generalísimo del 54 -ganada al Barcelona y en cuya final anotó un gol- , con Quincoces en el banquillo y Puchades como gran estrella del Valencia de los cincuenta, el delantero fue también subcampeón de Liga y Copa. Los 19 tantos que sumó en la 57-58 con la camiseta del Valladolid le valieron un Pichichi. Puso final a su carrera deportiva en el Sporting de Gijón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de noviembre de 2007