Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unió pide a Mas que no se inmiscuya en su tarea en Madrid

Los democristianos de Unió (UDC) dieron ayer un puñetazo en la mesa y emplazaron a sus socios de Convergència y en especial a su líder, Artur Mas, a cerrar la boca sobre la estrategia de la federación con vistas a las generales y, sobre todo, respecto a los eventuales pactos poslectorales. La recriminación la verbalizó la portavoz democristiana, Joana Ortega, quien lamentó el "exceso de verbalismo" de los convergentes y les recordó que debe ser el cabeza de lista, Josep Antoni Duran Lleida, quien debe "fijar el discurso". "No nos podemos dejar llevar por el exceso de verbalismo y hemos de evitar que haya tantas voces que incidan, incluso con posiciones diferentes, sobre la cuestión de los pactos", afirmó.

La reprimenda venía a cuento por las recientes declaraciones de Mas en las que abría la puerta a posibles pactos con el Partido Popular si antes retiraba el recurso contra el nuevo Estatuto catalán interpuesto ante el Tribunal Constitucional.

Los democristianos vinieron a decir ayer que quieren igualdad de condiciones, las mismas reglas de juego que sirven para Mas cuando concurre a las elecciones autonómicas. Es decir, que si Duran no se inmiscuye en la estrategia de su homólogo en Cataluña, Mas tampoco debe hacerlo respecto al democristiano en su tarea de Madrid. Y menos hablar sobre futuribles cuando ni tan sólo están convocadas las elecciones generales. "No nos tenemos que dejar arrastrar sobre si hay que pactar con el PP o con el PSOE: un día se dice que no pactaremos nunca y de ninguna manera con el PP, y otro día le ponemos condiciones", constató Joana Ortega. "Por lo tanto, es el candidato [Duran Lleida] quien debe liderar el discurso y el lenguaje, como siempre se ha hecho en las diferentes campañas electorales de CiU", subrayó la portavoz de UDC.

Unió no fue la única que lamentó las declaraciones de Artur Mas y se quejó por ellas. También el presidente de la Generalitat, José Montilla, recriminó ayer al líder nacionalista -en la sesión parlamentaria de control al Gobierno- que ofreciera al PP la posibilidad de pactar en el Congreso. "Mire, el PP ha de retirar el recurso sin contraprestaciones. Cataluña ya ha pagado el precio por el Estatuto que tenía que pagar. Debe tomar nota de ello. ¿Le ha quedado claro, señor Mas?", le espetó en medio del alboroto en la bancada de CiU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de noviembre de 2007