Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mundo político y sindical homenajea a Marcelino Camacho

Políticos, sindicalistas y representantes del mundo de la cultura arroparon ayer a Marcelino Camacho, el histórico líder de Comisiones Obreras. El homenaje, organizado por el sindicato para celebrar los 90 años que cumplirá Camacho en dos meses, contó con la presencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que definió a Camacho como "un padre fundador de la libertad y de la democracia". Zapatero elogió la labor del primer responsable de Comisiones Obreras: "Marcelino, Josefina [esposa de Camacho], ha merecido la pena", les dijo en el Palacio de Congresos de Madrid.

Además del presidente, un nutrido grupo de actores, cantantes y políticos acompañaron con sus palabras y su presencia al líder sindical. Entre ellos, la actriz Aitana Sánchez Gijón, que presentó el acto, los secretarios generales de CC OO, José María Fidalgo, y de UGT, Cándido Méndez, y el anterior presidente de CEOE, José María Cuevas. También hubo actuaciones de José Antonio Labordeta, entre otros, y hasta el escritor José Saramago le envió un mensaje, que leyó Sánchez Gijón.

Camacho impulsó la fundación de Comisiones Obreras, que lideró hasta 1987. Sus actividades antes de la democracia lo llevaron a la cárcel, de donde logró salir gracias al indulto que le procuró el llamado Proceso 1.001. Además de responsable del sindicato, fue diputado comunista hasta 1981.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de noviembre de 2007