Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Internet

Unicef reclama que un consejo proteja a los niños en la Red

Invitación a prostituirse, corrupción de menores y consejos para anoréxicas y bulímicas son algunas de las atrocidades encontradas en sitios web destinados a niños y jóvenes y que aparecen en el informe ¿Autorregulación?... Y más. La protección y defensa de los derechos de la infancia en Internet. El estudio ha sido realizado por investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid -en el que han participado Agustín y Luis G. Matilla y Tíscar Lara- por encargo del Comité Español de Unicef.

Sus observaciones han sido tan concluyentes, que la agencia de Naciones Unidas que vela por el cumplimiento de los derechos de la infancia ha variado su postura inicial -pedía exclusivamente la autorregulación del sector- y ahora solicita otras medidas de protección, como un Consejo de Internet que vigile los contenidos ilegales y nocivos contra los menores. Dicho organismo tendría capacidad para clausurar y sancionar aquellas páginas cuyos contenidos atenten contra la integridad del menor.

Para Unicef, que considera tan importante el derecho a la información de los menores como su derecho a ser protegidos, el estudio desvela una realidad que aconseja actuar a tres bandas: la autorregulación del sector, la legislación y la formación a familias y usuarios. Lo más novedoso del trabajo es el método seguido por los investigadores, que navegaron durante seis meses (de julio a noviembre de 2006), desde el punto de vista de un niño, por diferentes sitios webs y analizaron algunos chats y foros. También indagaron en diversos buscadores mediante la introducción de palabras clave. "No sólo hay numerosos riesgos, contenidos y prácticas inadecuadas en Internet, sino que estas amenazas también se dan en páginas y servicios dirigidos a niños y niñas".

Uno de los ejemplos ilustra la presencia de "depredadores adultos" en chats. Al introducir la expresión "chat niños" en el buscador Google, la primera opción entre más de dos millones de páginas seleccionadas remite a "Aprende jugando / Un Chat para pequeños gigantes". Durante la observación, los investigadores detectaron la presencia de un adulto que en dos ocasiones intentó recabar datos personales de dos niñas de 10 y 11 años, en alguna con éxito.

Los foros son el lugar donde más irregularidades registraron, con enlace a títulos de sexualidad explícita, algunos de pornografía infantil, y otros, directamente, anuncios de adultos a la búsqueda de menores para encuentros sexuales (algunos de ellos pagados). La búsqueda por palabras clave no sale mejor parada. Términos como 'juegos', 'muñecas', 'juguetes', 'niñas', 'amigas', 'bajar música' o 'videojuegos' pueden llevar al niño a "páginas verdaderamente aberrantes".

La extrema violencia de algunos de los videojuegos disponibles en la Red, la publicidad engañosa o los abusos de prácticas comerciales para captar datos personales a través de formularios de registro son otros extremos destacados en el informe.

En el apartado de posibles soluciones, el documento cita herramientas como la combinación de 'filtros software-catalogación de contenidos' o los llamados portales de navegación segura. También que haya moderadores en todos los chats y foros dirigidos a niños y adolescentes, o el establecimiento de mecanismos eficaces de certificación de la edad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de noviembre de 2007