Los impuestos absorben el 17% del precio de los pisos

Actos jurídicos se paga hasta siete veces desde la compra del terreno

Los 230.000 euros que una familia se gasta en un piso no van sólo para el promotor que ha comprado el suelo, que ha construido la casa y que se ha ocupado de comercializarla. El Estado -entre las administraciones local, autonómica y estatal- se quedará por el camino con un pellizco de más de 39.000 euros, un 17% del precio pagado por la familia.

Tras calcular el dinero que pagan compradores y promotores, el registro de economistas asesores fiscales, órgano que reúne a 4.500 profesionales, recomienda algunas medidas para relajar la fiscalidad, sobre todo en un momento en el que los precios astronómicos de los pisos han desencadenado un parón en la demanda y una crisis en el sector.

Más información

La primera propuesta de los economistas es la limitación del gravamen por actos jurídicos Documentados. Porque, siguiendo el caso anterior, desde que el promotor compra el terreno hasta que la familia hace la escritura de compra por 230.000 euros, este impuesto se devenga hasta siete veces. Reducir a la mitad el número de pasos en el que se paga este impuesto a la comunidad autónoma supondría un ahorro de 6.000 euros.

Los economistas calculan que, de aplicarse sus recomendaciones, los compradores pasarían de pagar en impuestos un 17% al 14% aproximadamente. Este porcentaje del 17% se ha mantenido constante en los últimos años, según los autores del informe.

Aunque la fiscalidad es muy beneficiosa para los propietarios de primera residencia, y ha mejorado en los últimos años el trato al casero que adquiere un piso para alquilarlo, las segundas residencias se gravan "con todo rigor, hasta hacerlas tributar por una renta presunta", apuntan los economistas asesores fiscales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 21 de noviembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50