Los constructores deberán entregar a los ayuntamientos un 50% más de suelo

La ley obligará a los promotores a ceder el 15% del aprovechamiento urbanístico

Los constructores y promotores urbanísticos vascos verán mermada su posibilidad de negocio a partir del próximo año. El consejero de Vivienda, Javier Madrazo, anunció ayer el acuerdo que ha cerrado con Eudel, la asociación que reúne a todos los consistorios vascos, que obligará a los constructores a ceder a los ayuntamientos un 50% más que en la actualidad de suelo en concepto de aprovechamientos urbanísticos en cada promoción. El cambio, que se tramitará a través de un proyecto de ley urgente para que entre en vigor a mediados de 2008, supone elevar dicha cesión del 10% que rige en la actualidad al 15%.

La ley de Suelo vasca, vigente desde septiembre de 2006, establece que en cualquier actuación urbanística el promotor debe entregar al municipio, además de la necesaria urbanización y los espacios libres, una parte de los terrenos donde se va a edificar. Esta cesión se puede realizar en dinero o mediante la entrega al consistorio de suelo o viviendas. En el primer caso, la ley precisa que esa cantidad debe destinarse exclusivamente a la edificación de pisos, operaciones de regeneración urbana, rehabilitación de patrimonio histórico-cultural o equipamientos municipales.

Presión municipal

La ley de Suelo estatal, en vigor desde el pasado 1 de julio, fija para la cesión obligatoria una horquilla de entre el 5% y el 15% de los terrenos de cada promoción. Ello llevó al PSE a reclamar en mayo pasado que se alcanzase ese límite máximo. Madrazo optó entonces por aparcar esa petición e incluirla en su caso en la futura la ley de Vivienda, ahora en tramitación.

Esta decisión suponía una demora importante -el proyecto de ley de Vivienda aún no ha entrado en el Parlamento-, por lo que la presión de los ayuntamientos a través de Eudel ha resultado determinante. El proyecto de ley -un artículo único de reforma de la actual normativa- será sometido a información pública la próxima semana, se remitirá a la Cámara en febrero y se prevé su aprobación a mediados de 2008. Como ejemplo, en el caso de Bilbao su puesta en marcha supondría pasar de los 800.000 euros de ingresos por aprovechamientos urbanísticos previstos para el año entrante a 1,2 millones. La medida no ha sido bien recibida por los constructores y promotores, que ya han sido informados, según fuentes de la consejería.

Eudel, en cuya ejecutiva se sientan ahora el PNV y el PSE, no quiso realizar más comentarios. "Nos parece bien", se limitó a señalar un portavoz de la asociación municipal. Madrazo, quien anunció la medida en Barakaldo durante unas jornadas con 250 técnicos locales de Urbanismo, arquitectos y concejales, destacó que el cambio legal supondrá "incrementar los patrimonios públicos de suelo" y permitirá levantar más viviendas protegidas.

El consejero abundó que este aumento en la cesión proporcionará "otra herramienta más" a los consistorios, cuyo papel en la política de vivienda ve clave.

Las dos leyes

- Ley vasca: Artículo 27.1: "Para materializar la participación de la comunidad en las plusvalías generadas por la acción urbanística de los entes públicos, los propietarios de suelo urbano no consolidado y de suelo urbanizable tienen la obligación de ceder gratuitamente al Ayuntamiento el suelo correspondiente al 10% de la edificabilidad urbanística media, libre de cargas (...)"

- Ley estatal: Artículo 16.1. "Las actuaciones de transformación urbanística comportan (...) los siguientes deberes legales (...): b) Entregar a la Administración competente, y con destino a patrimonio público de suelo, el suelo libre de cargas de urbanización (...) Con carácter general, el porcentaje a que se refieren los párrafos anteriores no podrá ser inferior al 5% ni superior al 15%".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 15 de noviembre de 2007.

Se adhiere a los criterios de
Ser Eléctrico

Las siete vidas de las baterías del coche eléctrico

Al término de su primer ciclo de uso, estas pilas ofrecen un amplio abanico de aplicaciones que les aporta continuidad. Aparte de neutralizar su huella ambiental, mantienen su valor incluso después del reciclaje final

Lo más visto en...Top 50