Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior se volcará en investigar a fondo la financiación de ETA

Rubalcaba avisa a los empresarios de que la banda intentará causar gran daño

La "suerte" y el "trabajo" de las Fuerzas de Seguridad del Estado han impedido hasta ahora que la organización terrorista ETA consiga su objetivo de asesinar, afirmó ayer el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. En el almuerzo que mantuvo en Getxo (Vizcaya) con el Círculo de Empresarios Vascos, Rubalcaba dejó claro que "hasta las elecciones de marzo" ETA va a intentar "hacer el mayor daño posible", según confirmaron a este periódico varios asistentes.

Eso fue a la hora de comer, en una cita en la que los empresarios vascos le pidieron sobre todo una "mayor comprensión social fuera de Euskadi" hacia su trabajo. "Que pongan en valor nuestro papel y se destierre la idea de estar siempre bajo sospecha de cualquier tipo de colaboración" con los terroristas, coincidieron en subrayar varios de los presentes. Junto a esa petición, los empresarios renovaron su planteamiento de "firmeza democrática frente a la violencia y la extorsión". Un tema, el del impuesto revolucionario que ni siquiera salió a los postres, tal vez porque este colectivo no ha dejado de recibir un goteo de misivas de extorsión ni siquiera durante el alto el fuego permanente de 2006.

El ministro reconoció que en ese tema a los empresarios "no se les puede reprochar nada" y añadió que es "muy difícil" reaccionar cuando "uno recibe una carta de extorsión", sobre todo los pequeños negocios, porque las grandes empresas "tienen más mecanismos de protección".

Los planes del lehendakari Ibarretxe para realizar una consulta a la sociedad vasca el año que viene tampoco estuvieron entre las preocupaciones de los presentes. Tal vez, como reconocía uno de los empresarios a un participante en la comida, porque la consulta se ve más como una "urticaria electoral que, además, les va a pasar factura".

Reconocimiento al PSE

Por la mañana, ante los periodistas y junto al líder del Partido Socialista de Euskadi (PSE), Patxi López, el ministro Rubalcaba ya había subrayado que "debemos estar prevenidos para todo". Y en el curso de una reunión distendida, muy cercana y cargada de chascarrillos con cargos socialistas vascos, el ministro realizó un reconocimiento expreso del papel de Patxi López y del presidente del PSE-EE Jesús Egiguren. "Algún día se recordará lo que ambos han hecho" durante el fallido proceso de paz, aseguró, según relató uno de los cargos socialistas.

En la comparecencia previa con los medios, la operación desarrollada la víspera en Francia para investigar las fuentes de financiación de los terroristas en el país vecino sirvió al ministro del Interior para resaltar dos cosas: la primera, que el aparato financiero de ETA es la asignatura pendiente para la policía española. Y la segunda, una determinación: que esa "oscuridad" en las finanzas de los terroristas "desaparezca". "Vamos a volcarnos y a entrar a fondo en las finanzas de ETA", junto a la policía francesa, aseguró. Las expectativas sobre el mundo de la izquierda abertzale son nulas. "Batasuna no es capaz ni de ir a la esquina sin pedir permiso a ETA", opinó. Para Rubalcaba, que por la tarde se reunió con los mandos policiales en Euskadi, el objetivo inmediato es evitar la revitalización de la cúpula de Batasuna. Sobre todo, dijo, porque "está en un proceso de reorganización para apoyar a ETA, pura y simplemente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de noviembre de 2007