Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las líneas dañadas de Cercanías de Barcelona serán gratis hasta que el AVE esté en marcha

El mismo día que empezaron las pruebas para comprobar la solidez de las vías en Bellvitge y decidir la recuperación del servicio, la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, anunció que aunque se reponga parcialmente el servicio a partir del sábado, los pasajeros de las líneas con restricciones no tendrán que pagar. Y no lo harán hasta que el AVE llegue a Barcelona y entre en funcionamiento.

El anuncio de la ministra, hecho en un programa de TVE, no evitó que se pidiera su cabeza hasta cinco veces en el Parlament. Sólo los socialistas anunciaron que votarían contra las peticiones de dimisión. Pero no justificaron su decisión en el comportamiento de la titular de Fomento, sino en lo improcedente de que un Gobierno pida la dimisión de un miembro de otro Gobierno. Que ni los socialistas catalanes estaban por defender a la ministra lo demuestra que el presidente catalán, José Montilla, se permitió felicitar al secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, por su actuación en la crisis de Cercanías. El elogio se extendió a los trabajadores de las empresas ferroviarias, pero no se hizo extensivo a la ministra Magdalena Álvarez.

Las pruebas iniciadas ayer consistieron en hacer circular una locomotora, con pasos especiales por la zona de Bellvitge, para comprobar que las actuaciones realizadas han asentado definitivamente la vía. La intención es ponerla en funcionamiento el sábado y hacer que circulen trenes en ambos sentidos. De este modo, no tendrá toda la capacidad de antes del 20 de octubre, cuando se produjo el hundimiento de una pantalla del túnel de Ferrocarrils de la Generalitat que cruza la zona, pero se podrá dar servicio a un 57% de los usuarios, según Fomento, lo que equivale a trasladar diariamente a unas 51.000 personas. El número de afectados es de 160.000 diarios, pero unos 60.000 corresponden a Ferrocarrils de la Generalitat.

Por si acaso, se mantendrá íntegro el servicio de autobuses que unen Barcelona con Gavà hasta que se tengan plenas garantías de que todo está en orden y se ponga en funcionamiento la otra vía, de forma que se recupere la normalidad de las líneas 2 sur, 7 y 10 de Cercanías, las que, por el momento, serán de uso gratuito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de noviembre de 2007