Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cárcel para el acusado de dejar tetrapléjico a un congoleño

Buene está en silla de ruedas con una lesión medular a causa de la agresión

El Juzgado de instrucción número 4 de Alcalá de Henares (Madrid) decretó ayer prisión preventiva sin fianza para Roberto Alonso de la Varga, presunto autor de la brutal paliza que dejó tetrapléjico al congoleño de 42 años Miwa Buene el pasado 10 de febrero. El fiscal no conoció la gravedad de las lesiones hasta septiembre, siete meses después de que se produjese la agresión. Por esta razón, la fiscalía no se presentó a ninguna vista del caso con anterioridad y los abogados de Miwa no pudieron solicitar al juez la prisión preventiva para el presunto agresor.

En septiembre, cuando la fiscalía tuvo noticia de la gravedad de las lesiones, solicitó una batería de diligencias previas a la comparecencia, que se celebró ayer, entre ellas un examen médico y la toma de declaraciones a varios testigos de la agresión.

El auto judicial señala que "existen indicios racionales de criminalidad contra el imputado". Se basa en las declaraciones de dos testigos de la agresión, que recogen que Roberto Alonso de la Varga discutió el 10 de febrero con Miwa Buene en la calle Río Tajuña de Alcalá de Henares. Uno de los testigos manifestó que vio cómo Roberto Alonso golpeó a Miwa, lo que ha sido determinante en la resolución judicial. Miwa recibió un fuerte golpe en la nuca que le provocó una lesión medular que le ha dejado tetrapléjico.

Movimiento contra la Intolerancia, que se persona como acusación popular, acusa a Alonso de intento de asesinato con agravante de racismo, ya que el imputado profirió gritos xenófobos contra Miwa, según el atestado y la declaración del congoleño. Ayer, Miwa, postrado desde hace nueve meses en una silla de ruedas, recibió con alegría la noticia en el Centro de Lesionados Medulares de Madrid, donde permanece ingresado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de noviembre de 2007