Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía registra las sociedades instrumentales de Mutua Universal

El juzgado se incauta de documentos que avalan los supuestos delitos

"Hemos cerrado el círculo". Los investigadores de la presunta estafa cometida por los antiguos gestores de Mutua Universal expresaban ayer su satisfacción por el resultado del registro en la sede de las supuestas sociedades instrumentales de la trama. Un total de 28 agentes del Cuerpo Nacional de Policía y 8 secretarios judiciales, a razón de uno por planta, registraron durante más de ocho horas las oficinas del número 385 de la calle de Aragó de Barcelona.

Con ellos se llevaron miles de documentos en papel o en ficheros informáticos que, a juicio de los investigadores, refuerzan la querella de la fiscalía por los presuntos delitos de malversación de caudales públicos, falsedad en documento oficial y delitos societarios. El que fuera director gerente durante 13 años, Juan Aicart, y su hombre de máxima confianza, Eduardo Villa, negaron hace unos días al juez la vinculación de Mutua Universal con esas sociedades. "Pero les ha podido la arrogancia", explican los investigadores, porque los documentos intervenidos les desmienten y los implican de lleno en la supuesta estafa.

"Hemos cerrado el círculo", decían los investigadores tras la operación

El Juzgado de Instrucción número 21 de Barcelona decretó ayer mismo el secreto del sumario para asegurar la eficacia del registro que solicitó la policía, en el que intervino también el delegado en Barcelona de la Fiscalía Anticorrupción, David Martínez Madero. Los policías intervinientes eran gente bregada en estas operaciones, adscritos a la Brigada de Delincuencia Económica y Fiscal y más concretamente a la Sección de Investigación de la Seguridad Social.

La querella de la fiscalía presentada el pasado verano cuantificaba el supuesto fraude a la Seguridad Social en más de 12 millones de euros anuales a través de facturas giradas por Mutua Universal por servicios inexistentes o simplemente infladas. Las sociedades registradas fueron: Consultores de Previsión Social, Previsión General, Mutualidad de Previsión Social, Santa Iscla Unión, CAG Correduría de Seguros, Senta Work, SL; Telemática Interactiva Servinet, Reston Conforting, Asgenta, SL; Rigos Star Promotor, Centros Sanitarios General, SA; Biomecánica Aplicada a Sistemas y Servicios, así como Auditorium. Mutua Universal emitió un comunicado en el que explica que las empresas registradas son ajenas a la entidad, y que "no pertenecen ni son utilizadas" por ella.

Los investigadores consideran que, al margen de las facturas defraudatorias, Mutua Universal traspasó fondos a esas sociedades y que sus directivos y ex directivos adquirieron diversos inmuebles con ese dinero procedente de la Seguridad Social. El registro de ayer se suma al realizado el pasado verano en el que, entre otras pruebas, la policía se incautó de correos electrónicos enviados por Enric Torné dando instrucciones de cómo debía realizarse el desvío de los fondos de la mutua. Torné está imputado y era el encargado de los extornos a empresas (la parte de la prima que devuelve la mutua al mutualista al modificarse la póliza).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de noviembre de 2007