Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Competencia pide libertad de comercio para bajar los precios

Berenguer no espera cambios antes de las elecciones

El presidente de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC), Luis Berenguer, pide que se elimine la normativa comercial de apertura de establecimientos y se amplíen los horarios para aumentar la competencia y puedan bajar los precios. Berenguer lanzó esta propuesta anoche en el Club Siglo XXI, en pleno debate sobre el aumento de los precios, aunque añadió a continuación: "Mucho me temo que, al estar en un momento preelectoral, no habrá ninguna actuación en tal sentido".

Para el presidente de la CNC, las políticas de liberalización y competencia suponen la pérdida de privilegios de algunos, y no sólo de los empresarios, y aunque a medio plazo tengan efectos beneficiosos para la inmensa mayoría, a corto plazo pueden producir damnificados que se movilizan para impedirlo.

A su juicio, un claro ejemplo de ello lo tenemos en la legislación restrictiva en materia de comercio que la mayor parte de las veces ha sido aprobada por la totalidad de las fuerzas políticas. Equivocadamente, según el presidente de la CNC, se presenta la necesidad de ayudar al pequeño comercio con medidas que restringen la libertad de aperturas o se limita la libertad de horarios.

En su intervención destacó que "existen pocas voces que se encarguen de transmitir que incrementar la oferta comercial conlleva precios más bajos y que la libertad de horarios genera nuevo empleo". Esta legislación restrictiva, a su entender, es perjudicial para los consumidores y para los precios de los productos, ahora tan en el candelero por su incidencia en el dato del IPC.

Multas coercitivas

Berenguer destacó los nuevos instrumentos de que dota la nueva Ley de Defensa de la Competencia para luchar contra las prácticas ilícitas que cada vez se hacen más sofisticadas. Por eso matizó: "Que nadie se llame a engaño. La Comisión Nacional de la Competencia no es la desaparecida Junta Superior de Precios ni tenemos una función de vigilar los incrementos de precios. Nosotros perseguimos, si se producen, coordinaciones de conductas para facilitar o propiciar comportamientos paralelos en materia de precios, pero no somos una comisaría de precios".

Llegado este momento, Berenguer se hizo una pregunta sobre el peligro de los acuerdos entre empresas: "¿Creen ustedes que todos los carteles que han existido en España han sido sancionados? Simplemente me permito dudarlo. Incluso un análisis de los sectores afectados lleva a la conclusión de que la mayor parte de las empresas condenadas son pequeñas", contestó.

"Nuestro objetivo ahora es que el importe de la multa sea superior al beneficio que el infractor haya obtenido por su conducta ilícita para que a nadie le resulte rentable infringir la norma", dijo Berenguer. La CNC quiere hacer una labor de promoción de los beneficios de la competencia y de los efectos dañinos de sus restricciones, aunque eso no sea fácil porque hay sectores que se resisten.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de noviembre de 2007