Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU obliga a levantar el arresto de Bhutto

La policía impidió la manifestación contra Musharraf

El presidente de Pakistán, general Pervez Musharraf, levantó ayer el arresto domiciliario impuesto horas antes a la ex primera ministra Benazir Bhutto, ante las presiones de Estados Unidos. Washington ordenó a su aliado que devolviera "inmediatamente la libertad de movimiento" a la líder del Partido Popular de Pakistán (PPP), que la Casa Blanca pretende que encabece el proceso de democratización del país. En una nueva advertencia al general, que está cada día más aislado, EE UU reiteró su preocupación por el estado de excepción que decretó el sábado pasado y por el recorte de las libertades fundamentales.

En otra demostración de fuerza, el régimen había ordenado a la policía rodear la casa en Islamabad de la ex primera ministra e impedir la manifestación convocada por ella contra Musharraf, en la vecina ciudad de Rawalpindi. Bhutto recibió una orden de arresto domiciliario tras intentar romper el cerco policial y dirigirse a los agentes con un altavoz instándoles a apoyar la democracia. "Esta detención es ilegal", señaló la dirigente, que organizó la protesta para exigir a Musharraf que celebre las elecciones en enero, como estaba estipulado, que deje el mando del Ejército y que levante el estado de emergencia.

Bhutto, que en octubre pasado llegó a un acuerdo con Musharraf para compartir el poder, aseguró ayer que el presidente había llegado "a su fin" cuando suspendió la Constitución, ordenó la detención de centenares de opositores y suspendió los derechos fundamentales. Musharraf anunció el jueves que las elecciones se celebrarán en febrero y que colgará el uniforme militar si el Tribunal Constitucional valida su reelección, en octubre, como presidente de Pakistán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de noviembre de 2007