Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juzgado avala que AVS venda el fútbol en abierto

La juez rechaza la petición de medidas cautelares presentada por la cadena de televisión La Sexta

El conflicto del fútbol está de nuevo en los tribunales. El juzgado número 11 de primera instancia de Madrid ha desestimado las medidas cautelares solicitadas por La Sexta en torno a los partidos en abierto de la actual temporada. Extrañamente, la cadena ha emprendido acciones no sólo contra Audiovisual Sport (empresa tenedora de los derechos televisivos de la Liga), sino contra la productora Mediapro, su accionista de referencia. AVS está liderada por Sogecable (compañía en la que participa PRISA, editor de EL PAÍS), que posee el 80%, y TV-3, con el 20%.

La Sexta reclamaba tres medidas. En primer lugar, que prohibiera a AVS la comercialización de los partidos que se emiten en abierto. En segundo, que prohibiera a AVS interrumpir la entrega a Mediapro "de la señal televisiva íntegra" del encuentro que La Sexta había elegido para emitir en abierto así como el resto de las señales de los partidos de Primera "a los efectos de confeccionar los correspondientes resúmenes para su emisión en abierto por La Sexta". Con esta petición, la cadena reconoce que Mediapro no tiene la señal de los partidos. AVS suspendió la entrega de las imágenes en agosto, cuando la productora catalana rompió unilateralmente el contrato que había suscrito un año antes.

La Sexta solicitó actuaciones sobre Mediapro, su socio de referencia

Sin embargo, la juez María del Mar Crespo deniega ambas solicitudes. En la resolución conocida ayer, explica que "no cabe acordar cautelarmente medidas que produzcan consecuencias que nunca podrían derivarse de la resolución final".

También rechaza otra de las sorprendentes medidas reclamadas por La Sexta: que obligue a Mediapro a entregarle a su cadena hermana las señales que a su vez le hubiera cedido AVS. Esta compañía criticó ayer tal "alarde de artificiosidad procesal" al demandar La Sexta a su propia empresa. En el acto de la vista, Mediapro se allanó a las pretensiones de su cadena.

A través de esta resolución, el juzgado de instrucción número 11 ratifica el auto dictado el mes pasado por el número 36 que consideraba a AVS como la única empresa legitimada para comercializar los derechos audiovisuales del fútbol en la presente temporada.

La explotación televisiva del fútbol ha estado lejos de ser pacífica. En sintonía con Mediapro y La Sexta, la Liga ha alterado el calendario de los partidos marcado por AVS. La semana pasadas, por ejemplo, optó por transmitir el Sevilla-Real Madrid en abierto. Conflictiva fue también la emisión del Villarreal-Barcelona, adquirido por Tele 5 después de que La Sexta declinara su emisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de noviembre de 2007