Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Petrochina supera a Exxon como primera empresa por valor en Bolsa

La compañía supera el listón del billón de dólares tras su estreno en Shanghai

La fiebre bursátil convirtió ayer de un plumazo a Petrochina, la mayor compañía petrolera y gasística del país asiático, en la primera empresa del mundo por capitalización, con un valor de mercado de algo más de un billón de dólares, más que las estadounidenses Exxon Mobil -líder hasta ahora- y General Electric juntas, o que el total de la Bolsa rusa o del Ibex 35 español.

La capitalización del grupo supera la de todas las empresas del Ibex 35 juntas

El hito es resultado del cálculo financiero. Petrochina comenzó a cotizar ayer en Shanghai -hasta ahora lo hacía sólo en Hong Kong y Nueva York-, y vio cómo la cotización de sus acciones de la serie A casi se triplicó, hasta cerrar a 43,96 yuanes (cuatro euros), frente al precio de venta de 16,7 yuanes.

Si se suma el valor del 12% del capital que cotiza en Hong Kong, del 2% de Shanghai y el de las acciones que están en manos del Estado y no cotizan (el 86% del total), tras asignar a estas últimas (también de la serie A) la cotización de Shanghai, la capitalización del grupo se situó en 1,04 billones de dólares o cerca de 700.000 millones de euros.

Las acciones llamadas de tipo A de Shanghai están destinadas a los inversores chinos, y normalmente no son accesibles a los extranjeros. Al mismo tiempo, los ciudadanos del continente no pueden comprar las acciones H de las compañías chinas en la Bolsa de Hong Kong. Pero unas y otras tienen prácticamente los mismos derechos políticos y económicos y desafía a la lógica el hecho de que unas valgan casi el triple que las otras.

El fenómeno parece responder más bien a un estrangulamiento del mercado por la escasez de papel disponible frente a la avalancha de dinero.

El viernes pasado, el valor de mercado de Petrochina era de unos 315.000 millones de euros, ya que era calculado a partir de la cotización de la compañía en Hong Kong, que cayó ayer un 8,2%, hasta situarse en 18 dólares de la ex colonia británica (1,6 euros). Algunos analistas creen que la cotización de Hong Kong refleja mejor el verdadero valor de la empresa que la de Shanghai y que la caída de ayer responde a las preocupaciones sobre cierta sobrevaloración.

El fulgurante estreno en Shanghai hace que Petrochina valga en Bolsa más del doble que Exxon, pese a que su facturación es la cuarta parte, su beneficio no llega a la mitad y sus reservas de crudo y gas -20.500 millones de barriles, en 2006- son inferiores a los 22.100 millones de barriles de la estadounidense. Petrochina no figura entre las 50 primeras compañías del mundo por beneficios, una lista que encabeza la petrolera estadounidense con 39.500 millones de dólares (más de 27.000 millones de euros) en 2006.

El millonario estadounidense Warren Buffet aseguró el mes pasado que las acciones chinas han subido demasiado rápido, y recomendó cautela. Su compañía Berkshire Hathaway se ha desprendido este año de los 2.300 millones de acciones que tenía de Petrochina, por las que ha sacado siete veces más que los 488 millones de dólares que le costaron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de noviembre de 2007