El alcalde de Huércal-Overa, imputado de prevaricación

El juzgado número dos de Huércal-Overa (Almería), a instancias de la fiscalía, confirmó ayer la apertura de diligencias contra el alcalde de la localidad (de 15.000 habitantes), el socialista Luis García Collado, y otros dos concejales por presunta prevaricación y tráfico de influencias en la redación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Huércal-Overa ha sido el primer municipio de la provincia en adaptarse a la ley andaluza de Ordenación Urbanística. El PGOU tiene el visto bueno de la Comisión Provincial de Urbanismo.

El alcalde mantuvo ayer que en la elaboración del plan "no hay ninguna actuación punible" y acusó al PP de urdir "toda una trama de manipulación orquestada".

La fiscalía de la Audiencia se ha hecho eco de una denuncia del PP -desestimada en su día por la fiscalía anticorrupción- por presuntos desvíos de fondos derivados de la compra de suelos rústicos recalificados posteriormente como urbanizables. Los imputados declararán el próximo día 16.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de noviembre de 2007.