Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva quema de fotos en una marcha contra el Rey

Una manifestación antimonárquica celebrada ayer en Girona comenzó con la quema de una imagen del Rey acompañado de Francisco Franco. El acto, convocado por la plataforma independentista Alerta Solidària, contó con la presencia de unas 800 personas. En el transcurso de la concentración uno de los manifestantes, a cara descubierta, se subió a un escenario instalado en la plaza de la Constitución. En la mano llevaba una imagen de aproximadamente un metro de don Juan Carlos y Franco.

Tras exhibirla, la roció con líquido inflamable y le prendió fuego en medio de los aplausos y aclamaciones de los concentrados. Después de la quema, los manifestantes leyeron manifiestos de apoyo a los jóvenes independentistas imputados por la quema de fotos del Rey en septiembre en Girona. La manifestación continuó por las calles de la ciudad sin más incidentes. La primera quema de fotos se produjo el 13 de septiembre durante la visita del Monarca a la ciudad.

Dos independentistas que participaron en esos hechos fueron citados por la Audiencia Nacional como autores de un delito de injurias contra la Corona. El fiscal pide para ellos un año y tres meses de cárcel. Los hechos se repitieron el 22 de septiembre, con la quema de una cincuentena de fotocopias de retratos de los Reyes en Girona. La policía identificó a nueve personas como autores de la quema, y el juez Grande Marlaska los dejó en libertad sin cargos. Posteriormente, otras ciudades catalanas como Barcelona, Molins de Rei, Lleida o Manresa se sumaron a la protesta antimonárquica con más quemas de imágenes de la familia real.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de noviembre de 2007