Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Heather Mills acusa a Paul McCartney de violento

En una cinta se oye al ex 'beatle' admitir que pegó a su primera esposa, Linda Eastman

El miércoles, Heather Mills contra todos. Ayer, todos contra ella. La futura ex mujer de Paul McCartney convenció a muy pocos en su diatriba contra la prensa y su intento de presentarse como víctima inocente en una larga entrevista a la cadena GMTV. Heather, que está separada del ex beatle y mantiene con él una terrible batalla sobre el acuerdo final de divorcio, comparó su situación con el acoso sufrido por la fallecida Diana de Gales y con Kate McCann, madre de Madeleine, la niña desaparecida en Portugal. Intentó lanzar un boicoteo a la prensa tabloide, a la que acusó de haber publicado 4.400 artículos que contienen falsedades sobre ella. "Me han llamado puta, buscadora de oro, mentirosa, y sólo me he quedado quieta por mi hija", aseguró.

El miércoles, Heather Mills contra todos. Ayer, todos contra ella. La futura ex mujer de Paul McCartney convenció a muy pocos en su diatriba contra la prensa y su intento de presentarse como víctima inocente en una larga entrevista a la cadena GMTV. Heather, que está separada del ex beatle y mantiene con él una terrible batalla sobre el acuerdo final de divorcio, comparó su situación con el acoso sufrido por la fallecida Diana de Gales y con Kate McCann, madre de Madeleine, la niña desaparecida en Portugal. Intentó lanzar un boicoteo a la prensa tabloide, a la que acusó de haber publicado 4.400 artículos que contienen falsedades sobre ella. "Me han llamado puta, buscadora de oro, mentirosa, y sólo me he quedado quieta por mi hija", aseguró.

"He tenido más mala prensa que un pedófilo o un asesino y lo único que he hecho son obras de caridad durante 20 años", se quejó, y reveló que ha llegado a tener pensamientos suicidas y ha sufrido amenazas de muerte. Sobre las negociaciones acerca del divorcio, negó que éstas se centren en el dinero: "No me han ofrecido nada, ¿vale? ¡Nada! No hay nada encima de la mesa. No hemos ido al tribunal a hablar de dinero. Nunca me he interesado por el dinero", clamó. Ayer, el Daily Mirror recogía una grabación facilitada por Heather en la que se escucha al ex beatle admitir que pegó un par de veces a su primera mujer, Linda Eastman.

Si Heather quiso desahogarse, probablemente lo consiguió. Si su intención fue despertar simpatía, los resultados están por ver, pero las primeras reacciones no son halagüeñas. Desde luego, la prensa no va a tratarla mejor, a juzgar por las reacciones de ayer. The Sun, con el que la ex modelo tiene una relación especialmente mala, se rió de ella en primera página y jugó en el titular con la célebre canción de los Beatles, Help, socorro. La prensa publica numerosas fotos de la entrevista en las que los gestos de Heather invitan a pensar en una persona fundamentalmente desequilibrada. "Fue un error: parecía más una paranoica obsesiva que una víctima herida", sintetizaba una comentarista de The Guardian. Y otro se preguntaba por qué Heather no ha utilizado los medios legales a su alcance para defenderse de las mentiras de la prensa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de noviembre de 2007