Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La pierna de Heather Mills activa las alarmas de explosivos

La ex de Paul McCartney tuvo que quitarse la extremidad ortopédica en público en el aeropuerto de Heathrow

Los guardias de seguridad en los aeropuertos no conocen de pudor y si suenan las alarmas lo mismo les da quién tienen delante. Y si lo que enciende el detector es la pierna ortopédica de la ex mujer de Paul McCartney, Heather Mills, poco les importa a la hora de exigir revisar. Así quedó demostrado en el aeropuerto de Heathrow, donde la ex modelo tuvo que quitarse la extremidad artificial en frente de todo el mundo para asegurar que en su interior no había explosivos.

La ex de Mc Cartney, de 42 años, se encontraba en Heathrow para abordar un avión con destino a Estados Unidos cuando su pierna hizo sonar los detectores de explosivos, por lo que los guardias le exigieron que se la quitara en frente de los demás pasajeros. Tras ello, la modelo tuvo que levantar su pantalón, soltar la pierna, quitársela y enseñársela a los guardias y, a pesar de que la prensa británica asegura que el episodio la humilló y la hizo enfurecer, su portavoz lo niega tajantemente.

"Heather obedeció a seguridad de buen humor. En ningún momento se puso furiosa porque, por supuesto, entiende perfectamente las medidas de seguridad que se deben seguir en los aeropuertos del siglo 21", declaró uno de sus portavoces según The Press Association, mientras que desde British Airways explican que el protocolo a seguir habría sido igual para cualquier pasajero, y aseguran que a los que llevan escayola también se las hacen quitar, con las dificultades que ello conlleva.

Pero el incidente no deja de ser molesto, especialmente porque tras él, Mills intentó refugiarse en uno de los salones VIP del aeropuerto, donde en un principio le negaron la admisión por no encontrar su nombre en la lista de pasajeros de primera clase. Sin embargo, el error se subsanó en pocos minutos y la modelo, cuyo divorcio se convirtió en 2008 en uno de los más millonarios del mundo del espectáculo, pudo por fin descansar tranquila.