Vecinos de Poblenou recurren contra el derribo de Can Ricart

El Ayuntamiento cree que se salvan los edificios con interés arquitectónico y se derriban los que no lo tienen

La Asociación de Vecinos del Poblenou de Barcelona ha presentado un recurso administrativo en el Departamento de Cultura con la finalidad de parar el derribo del recinto industrial de Can Ricart, que ocupa el equivalente a cuatro manzanas del Eixample y que estaban destinadas a la estampación textil. Según los vecinos, es contradictorio el hecho de que haya empezado el derribo de parte de las naves que integraban dicho complejo cuando Cultura tiene todavía pendiente de resolución un expediente para declarar Can Ricart como Bien Cultural de Interés Nacional.

"El hecho es grave porque la autorización de derribar elementos situados en el recinto de protección de un conjunto histórico es contradictoria con el objetivo de la declaración", señalan desde la asociación vecinal. Ésta acusa a la Generalitat y al Ayuntamiento de optar por una política "de hechos consumados", que constituye "un atentado contra el patrimonio, un abuso de procedimiento y un insulto a los ciudadanos".

El plan urbanístico de Can Ricart aprobado por el Ayuntamiento en noviembre de 2006 con los votos favorables de PSC, ICV-EUiA y ERC da protección a buena parte del antiguo recinto fabril, aunque autoriza a derribar las construcciones que no se consideran con valor arquitectónico.

Los vecinos, agrupados en la plataforma Salvem Can Ricart, consideran insuficiente la protección de parte de la fábrica y piden conservar todo el recinto. El Ayuntamiento considera que el plan permite conservar los elementos con interés patrimonial y permite aprovechar el suelo industrial de las naves que carecen de este interés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 30 de octubre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50