Maeso recurre al Supremo su condena por la hepatitis C

La defensa del anestesista Juan Maeso, condenado por la Audiencia de Valencia a 1.933 años de cárcel por contagiar el virus de la hepatitis C a 275 pacientes en cuatro hospitales valencianos, presentó ayer su recurso ante el Tribunal Supremo. Francisco Davó, abogado del médico, ha fundamentado su recurso en la vulneración del derecho a la defensa y la inexistencia de pruebas. Según su escrito, el anestesista, que desde julio cumple condena en la prisión de Madrid VI, en Aranjuez, la imposibilidad de practicar pruebas consideradas determinantes ha conducido la investigación al mismo lugar en el que se inició y que señaló al médico como culpable. En su opinión, Juan Maeso no ha tenido un juicio justo porque se vulneró la presunción de inocencia y a pesar de que a lo largo de la vista oral no se presentaron pruebas concluyentes, el médico fue condenado. La tesis es justamente la contraria a la que expuso la sala segunda en su fallo, que entendió probado que Maeso contagió de forma dolosa a los 275 pacientes incluidos en la causa.

Más información
El Supremo confirma la condena a casi 2.000 años de cárcel al anestesista Maeso

Los tres hijos de Maeso comparecieron ayer en Madrid para proclamar la inocencia de su padre. Una de sus hijas, Maite, también médico, afirmó: "Se buscó un culpable desde el principio para que las víctimas pudieran cobrar una indemnización".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS