Entrevista:MARÍA ÁNGELES RAMÓN-LLIN | Concejal del PP en Valencia

"La gente no cree que frene el cambio climático"

Consejera de Agricultura con Unión Valenciana primero y con el PP tras dejar la formación regionalista, María Ángeles Ramón-Llin, de 44 años, recala ahora en la política municipal. "Es bueno cambiar", afirma la concejal, que compagina aún su escaño en el Congreso con dos delegaciones en el Ayuntamiento: la del Ciclo Integral del Agua y otra de nueva creación para frenar el cambio climático.

Pregunta. El líder de su partido, Mariano Rajoy, acaba de cuestionar el cambio climático. Un disparo a la línea de flotación de su concejalía.

Respuesta. Las declaraciones se han sacado de contexto, no quiso decir que no tuviera importancia. Fue una forma de decir que es un problema; que hay muchos otros muy importantes y que el Gobierno no se escude en ese tema para obviar otros.

"Al Gore es un buen referente y está sirviendo de revulsivo "
"No vamos a dar normas que el ciudadano no comprenda"

P. ¿Ha visto la película de Al Gore?

R. Sí, y antes la había visto mi hija. Hay quien dice que no son exactas las informaciones científicas. Yo lo ignoro. Pero creo que es un buen referente, que está sirviendo de revulsivo ante la sociedad y cumple una misión muy importante. De empezar a inquietar a la gente.

P. En una escala de preocupaciones, ¿dónde situaría el cambio climático?

R. Es una de las prioridades. Si está cambiando el clima, va a cambiar la configuración del mundo, de las ciudades, de la propia vida. Incluso guarda relación con la salud. Lo sitúo en el punto más alto de prioridades del Ayuntamiento.

P. Afirma que no se dedicará a filosofar. Explíquele al ciudadano lo que va a hacer.

R. Primero vamos a intentar que al ciudadano le llegue una información sencilla y clara, de lo que dicen los científicos. Haremos jornadas, conferencias y publicaciones con información práctica para que sepa cómo puede contribuir a luchar contra el cambio climático. Miramos también proyectos en los que la información llegue barrio por barrio y a las escuelas.

P. Parece que se centrará en dar información, y menos en medidas concretas.

R. No, también se harán. El Ayuntamiento ya ha hecho muchas cosas, como cambiar la flota de autobuses. Vamos a ver cómo se incentiva la compra de coches ecológicos, aunque es una tarea más autonómica. O cómo se puede ayudar a los ciudadanos a poner placas de energía solar en los edificios. Y el año que viene anunciaremos los requisitos para primar en el recibo a los que ahorren agua.

P. Ya hay ordenanza de placas solares. ¿No se aplica?

R. Vamos a hacer que se cumpla y prepararemos una ordenanza para el uso de energías renovables que irá ligada a ayudas y no englobará sólo la solar. Y predicaremos con el ejemplo en los edificios municipales.

P. ¿Cómo convencerá al ciudadano de usar menos el coche?

R. Eso vamos a tener que hacerlo de la mano de la Generalitat y el Estado. Se ha intentado, y salvo medidas muy coercitivas como cerrar el tráfico, no se ha conseguido. Mi idea es hablar con los vecinos, porque no vamos a dar normas que el ciudadano no entienda ni comparta. Así no resolvemos el problema. La gente tiene que actuar en un porcentaje alto por convencimiento. Seguiremos incentivando el transporte público.

P. ¿Qué hará contra la contaminación lumínica?

R. Sustituiremos las bombillas que hay por otras de bajo consumo. Aunque hay quejas por el exceso de luz, que lo hay, la mayoría quiere que la ciudad está bien iluminada, por la sensación de seguridad.

P. ¿Por qué no forma parte Valencia de la red de ciudades contra el cambio climático?

R. No se ha dado el momento. Formar parte de esa red conlleva unas obligaciones importantes y tenemos que estar en disposición de cumplirlas. El próximo año nos adheriremos.

P. ¿Y la Agenda 21? Tampoco se ha desarrollado.

R. Estamos trabajando en ello para cumplir todos los pasos que requiere y tener un buen diagnóstico medioambiental de la ciudad. También es importante saber qué piensan los ciudadanos; queremos tener un estudio de la realidad social.

P. Ya hay mucha información, ¿no?

R. Sí, pero ¿qué piensa el ciudadano? ¿Qué está dispuesto a hacer? ¿Qué espera de la Administración? Hay que ver si lo que hacemos está en la dirección adecuada para que no sólo le preocupe, sino que se conciencie de que tiene que aportar algo. Cosas sencillas, como separar la basura, ahorrar energía. No queremos complicar la vida a nadie, pero si no hacemos algo se la complicaremos a las generaciones venideras. La gente piensa que el cambio climático es un problema fundamental, pero no ha encontrado cómo contribuir. La gente no cree que si hace algo se frene el cambio climático. Uno o dos no, pero la suma de ciudadanos, ciudades y países, sí. Esa es la clave.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 27 de octubre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50