Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La 'suerte' de trabajar para el sultán de Brunei

Un pleito desvela los elevados sueldos de sus empleados

Los empleados del multimillonario sultán de Brunei, Hassanal Bolkiah, tienen sueldos de lujo. A su instructor de badminton le compensó con más de 1,8 millones de euros. Una cantidad similar fue a parar a las manos de sus masajistas y a quienes le dieron sesiones de acupuntura.

Los cuidadores de sus aves exóticas no parecen estar tan valorados porque les abonó 70.000 euros. Dos de sus amigos-funcionarios que han custodiado sus residencias recibieron 10,5 y 6,4 millones de euros respectivamente. El monarca, de 61 años, considerado el más rico del mundo según la revista Forbes, también mima su imagen externa: pagó a cada una de sus cinco relaciones públicas 8,3 millones. Lo que no mima son los fondos públicos, ya que transfirió de éstos a sus cuentas 5.616 millones de euros en tan sólo cuatro años.

Todo esto se sabe tras hacerse pública una batalla legal entre el sultán y su hermano menor Jefri, conocido como el príncipe play-boy. El diario británico The Independent se ha hecho eco de esta disputa, que se libra ante el Privy Council, tribunal de última instancia para los países de la Commonwealth. El sultán acusa a Jefri de haberse apropiado de 11.520 millones de euros de la Autoridad para las Inversiones de Brunei durante los años noventa, cuando era ministro de Finanzas y estaba al frente de ese organismo. Jefri fue sustituido por el propio sultán, que es a su vez jefe de Gobierno y ministro de Defensa.

El príncipe y su hermano llegaron a un acuerdo extrajudicial en 2000. Pero el sultán de Brunei acusa a Jefri de incumplir el pacto, que incluía pagar 4.320 millones. Toda una fortuna de la que, un suponer, podrían beneficiarse los empleados de Bolkiah.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de octubre de 2007