Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La alcaldesa de Arcos aplica la reducción de jornada en vez de despidos

La alcaldesa de Arcos (Cádiz), Josefa Caro (PSOE), frenó ayer en el último momento el despido de entre 150 y 200 empleados municipales. A sólo cinco días de la aplicación de la medida, la regidora revocó su decisión y optó por reducir la jornada laboral de unos 250 trabajadores eventuales para así evitar el dramático recorte.

El gobierno local y los sindicatos sellaron un preacuerdo que se rubricará el próximo lunes y que contempla rebajar la jornada de los eventuales de siete a cinco horas para así ahorrar los 90.000 euros que recoge el plan de saneamiento. Quedan exentos de la reducción todos los trabajadores temporales mayores de 60 años, aquellos que acumulan más de una década de antigüedad, dos mujeres embarazadas y varios empleados a los que es materialmente imposible reducirles el horario, como los 13 porteros de colegio.

"Creemos haber tomado la decisión más justa para todos", dijo la alcaldesa, quien subrayó que el Consistorio "está en el camino de cumplir el plan de saneamiento" puesto en marcha para afrontar el pago de una deuda de 35 millones de euros.

Igualmente satisfechos se mostraban los agentes sindicales, que daban la bienvenida a una medida "que nada tiene que ver con el despido inmediato de 176 trabajadores".

Indemnizaciones

Los empleados que a finales de este mes se acojan a la reducción de jornada verán rebajado su sueldo en un 33% durante, en principio, los próximos tres meses. Los que no acepten, serán indemnizados con 45 días por año trabajado, el máximo legal.

Asimismo, sindicatos y gobierno decidieron poner en marcha una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) para analizar la necesidad de personal del Ayuntamiento y abrir una oferta de empleo público.

En el plazo de un año, estos eventuales deberán presentarse a exámenes y oposiciones para acceder a un puesto de trabajo. Aquellos que no consigan una ocupación, igualmente serán indemnizados por el Consistorio.

Según los cálculos gobierno municipal, el Ayuntamiento de Arcos debería tener una plantilla de 450 empleados, que supondrían un coste de 500.000 euros anuales. Actualmente, las arcas municipales soportan una plantilla de 607 personas que perciben 700.000 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de octubre de 2007