Inmigrantes bolivianos en Vigo pagan 12.468 euros por trabajar

Comisiones Obreras asocia estas prácticas a las de las mafias de la prostitución

Por acceder a un contrato legal en España están pagando un alto precio. Una empresa asturiana, Tablan Consulting, SL, que trabaja como auxiliar de Metalships en la ría de Vigo, ha reclutado a decenas de trabajadores en Bolivia comprometiéndoles a firmar, en su país de origen y antes que su contrato laboral legal, un "reconocimiento de deuda" en concepto de viaje, gestión de documentación, manutención y formación, en un estilo que, según ha denunciado Comisiones Obreras, "recuerda las prácticas de las mafias de la prostitución".

Tablan Consulting ha contratado así, para trabajar en España, a un número de bolivianos que su gerente y portavoz, Pedro Terno, no ha querido precisar. Confirmó, no obstante, que en Metalships son 23, los cuales, según Ramón Sarmiento, responsable del sector naval de CC OO, fueron comprometidos por Tablan Consulting a pagar 12.468 euros antes de suscribir el contrato laboral que les permitía salir de su país y entrar en España con todas las bendiciones legales.

"Los trabajadores están encantados", dice el gerente de Tablan Consulting
El contratista factura incluso por abrirles una cuenta bancaria

"Las cosas se han sacado de contexto", aduce el gerente de Tablan Consulting. No todos los trabajadores bolivianos estarían en las mismas condiciones, según él, sino que se han considerado las situaciones particulares de cada uno, dándoles opción a recibir anticipos económicos, avales para alquiler de pisos, fianzas..., lo que explicaría los contratos de reconocimiento de deuda.

"Hemos pasado tres inspecciones que han certificado que todo es normal y los trabajadores están encantados", añade Pedro Terno. "Ahora, claro, están muy nerviosos con todo este lío que se ha montado, pero mañana [por hoy] estaré en Vigo y podremos aclararlo todo".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las inspecciones de Traballo no han detectado el contrato previo de reconocimiento de deuda al que se somete a estos inmigrantes.

Las denuncias de CC OO, sin embargo, señalan que la duplicidad documental da margen a un tratamiento opaco de la situación de los inmigrantes. Por una parte, el contrato de trabajo legal y público, con fecha de septiembre pasado, establece una duración indefinida. Los bolivianos lo firmaron después de aceptar, en Bolivia, los términos de los contratos de reconocimiento de deuda, que llevan fecha de julio.

En este contrato previo no se especifica el salario que percibirá el trabajador y se establece su duración en un año, renovable. Las gestiones realizadas por la empresa (trámites administrativos y cuenta bancaria incluida) se cifran en los citados 12.468 euros, que amarran al trabajador a la empresa, ya que, según estipula el contrato, deberán quedar saldados en el plazo de un año y, si no, la deuda le será descontada en la liquidación por fin de contrato. En caso de que ésta fuese insuficiente, Tablan Consulting podrá instar en los tribunales el embargo del salario que perciba el trabajador en otra empresa.

Ninguno de los dos contratos da cuenta del salario del trabajador, aunque el contrato oficial firmado en España remite sus condiciones a las del convenio. El sueldo bruto mensual para un oficial de primera en el sector del metal está fijado en 1.300 euros mensuales. Con lo cual, el trabajador contratado tendría que dedicar prácticamente todo su salario anual a pagar la deuda contraída con su contratista,Tablan Consulting.

Tal vez radique ahí la explicación de que los bolivianos que trabajan en Metalships no dispongan de nóminas. Incluso su cuenta bancaria, como se dice, fue abierta por el contratista. Según el sindicalista Ramón Sarmiento, "les ingresan unas cantidades de supervivencia" que, no obstante, mantienen la deuda viva al menos durante todo el año. Esas cantidades de supervivencia es lo que reciben tras acudir al señuelo de trabajar en Europa de modo legal, lo que ya hacen y podrán continuar haciendo cuando consigan liberarse de la deuda con el contratista.

Tener los papeles en regla y campar con ellos por Europa es un privilegio que escapa a la mayoría de los inmigrantes bolivianos que residen en Vigo. Precisamente la falta de papeles dificulta cuantificar su número, que podría elevarse a unas 700 personas según fuentes de la asociación que los agrupa, movilizada estos días por el conflicto suscitado por una actuación de la Policía Municipal en un bar frecuentado por estos inmigrantes como sucedáneo de local social (el matrimonio responsable del establecimiento fue detenido de malas maneras y acusa a un agente municipal de acoso, agresión y racismo).

Los bolivianos tienen fama de gente humilde y trabajadora. Raramente, tanto en España como en otros países, se han detectado entre ellos prácticas delincuentes. Entre los que residen en Vigo hay algunos que hablan con dificultad el español (quichua y aymara son sus lenguas autóctonas). Sólo un 30%, según estimaciones de la asociación, o menos de un centenar, según fuentes de la policía de inmigración, estarían en situación legal.

Tablan Consultig, por su parte, tiene su domicilio social en Gijón, donde se constituyó en 2001 para el "asesoramiento, gestión y administración de empresas en sus procesos productivos e industriales" y para prestar "servicios de sociología, psicología y recursos humanos". En junio último, un mes antes de iniciar su recluta en Bolivia, cambió su objeto social por el de fabricación de productos metálicos. Desde septiembre desarrolla sus cometidos como empresa auxiliar de Metalships.

La Inspección de Traballo de Vigo investiga desde hace varios días si existe una situación de prestamismo laboral irregular, como denuncia CC OO, y por otra parte, si se produce discriminación de los bolivianos dentro de la empresa, donde representan aproximadamente la mitad de la plantilla.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS