_
_
_
_
_
Apuntes

La Universidad de Alicante vigila la propiedad intelectual europea

El campus recibe 7,7 millones de Bruselas para resolver dudas de las pymes

Se trata de un servicio de asistencia a través de Internet para investigadores, inventores, empresarios y usuarios en general sobre derechos de propiedad industrial e intelectual que tiene su base de operaciones en Alicante. Ofrecen informes y asesoramiento, y a partir del 1 de noviembre amplían sus servicios y se lanzan en ayuda de las pequeñas y medianas empresas que dispondrán un nuevo servicio de asesoramiento en todas aquellas cuestiones referidas a la propiedad intelectual.

La Universidad de Alicante coordina el proyecto IP-BASE (IP Awareness and Enforcement: Modular Based Action for SMEs), en el que colaboran 20 oficinas de patentes y marcas europeas, y cinco instituciones más con experiencia relevante en esta materia. Se trata del proyecto más potente, ambicioso y de mayor presupuesto en propiedad intelectual de toda Europa, y que tiene su centro operativo en el campus de Sant Vicent del Rapeig. La dirección general de Empresa de la Comisión Europea ha concedido una subvención de 7,7 millones de euros a partir del 1 de noviembre para desarrollar esta iniciativa en los próximos tres años.

El vicerrector de Investigación, Manuel Palomar y Roberto Escarré, coordinador del proyecto, recuerdan que durante los últimos años la Universidad de Alicante se ha convertido en un referente internacional, con el proyecto IPR-Helpdesk, que se dedicaba desde 1998 al asesoramiento en temas de propiedad intelectual pero fundamentalmente de los proyectos de investigación que se gestaban, principalmente, en las universidades.

En los últimos tres años se recibieron unas 4.500 consultas, que planteaban algunas PYMES, pero sobre todo universidades, empresas jurídicas, instituciones de investigación u organizaciones estatales. Un 32% de las consultas que resolvieron procedían de España, pero un 14% de Inglaterra, un 12% de Bélgica, 16% de Francia o un 14% de Polonia. Porcentajes que permiten fijar el grado de internacionalidad de este proyecto.

Pero ahora esta iniciativa se amplía y adquiere una dimensión más ambiciosa. El proyecto se abre, de manera especial, a las pymes y cuenta con la colaboración de una veintena de oficinas de patentes y marcas, representando al 92% de la población de la Unión Europea.

Escarré resume las tres áreas que atenderán a partir de ahora. Por un lado, resolverán todas las cuestiones relacionadas con la propiedad, protección y explotación de la investigación que se genera en el campus. Y en segundo lugar, contarán con un apartado específico para el desarrollo de guías para que las empresas, "de sectores como el textil o el calzado, luchen contra la piratería y sepan cómo defender sus derechos en propiedad industrial", y un tercer apartado, en el que colaborarán las oficinas de patentes, destinado al apoyo de las empresas y de las pymes en particular, en cuestiones generales de propiedad intelectual.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"Se trata del proyecto más importante de la Comisión para las pymes en este campo", admite Escarré que coordina un equipo de trabajo de 25 profesionales en propiedad intelectual, algunos de los cuales trabajan en el extranjero (Bélgica, Alemania, Italia). Las páginas web de referencia de este proyecto en las que se encuentra toda la información sobre ellos son: www.ipr-helpdesk.org, y www.innovaccess.eu.

Para el vicerrector de Investigación, Manuel Palomar, es "fundamental el apoyo institucional que desde el rectorado están dando a esta iniciativa que convierte Alicante en un referente internacional". De los cuatro millones de euros que se dedicaron al proyecto anterior, ahora se destinarán 10 millones en los próximos tres años.

La génesis del proyecto

IPR-Helpdesk comenzó su andadura en 1998 como experiencia piloto de la Dirección General Empresa de la Comisión Europea para brindar asistencia en materia de derechos de propiedad industrial e intelectual a los participantes en los Programas Marco de Investigación. El proyecto IPR-Helpdesk lo gestionaba un consorcio del que formaban parte la Universidad de Alicante (Coordinador del proyecto), el Centre de Recherches Informatique et Droit (Facultés Universitaries Notre-Dame de la Paix, Bélgica) la Universität Münster (Alemania), Queen Mary Intellectual Property Research Institute (Reino Unido) y otras empresas especializadas en este sector.

El equipo de IPR-Helpdesk proporcionaba una línea de asistencia jurídica básica y gratuita en cinco idiomas (inglés, francés, alemán, italiano y español), "prestando especial atención a la difusión comunitaria y a las normas de protección, y otras cuestiones sobre propiedad industrial e intelectual en proyectos comunitarios de investigación". Según recuerdan las juristas se formulaban todo tipo de cuestiones y dudas que llegaban de cualquier rincón del mundo, aunque con mayor intensidad y frecuencia de los países europeos. IPR-Helpdesk respondió unas 2.500 preguntas y elaboraron más de 100 documentos disponibles en la web (www.ipr-helpdesk.org), como son: guías, informes, tutorías, glosario, preguntas más frecuentes...

Una visita al sitio web nos permite comprobar cómo en la actualidad contiene más de 7.000 páginas de información relacionada con los derechos de la propiedad industrial e intelectual y el servicio cuenta con más de 2.000 suscriptores al IPR Bulletin y a las noticias, que permanentemente recogen todas las novedades relevantes que surgen en el campo de la propiedad industrial e intelectual y en materia de I+D.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_