Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Beiras: "La Constitución fue impuesta desde fuera de España"

El nacionalista señala a la Audiencia Nacional como institución franquista

El líder nacionalista Xosé Manuel Beiras destacó ayer como evidencias del franquismo actual la "ruptura del pacto constitucional, dinamitado por el PP", el "deterioro del Estado social de derecho y de la economía social de mercado", el "gran desgaste del régimen actual" y la "deslegitimación de las instituciones" que llevan a la declaración de "estados de excepción de duración indefinida". Como ejemplo de estos estados de excepción "encubiertos", Beiras Torrado citó la reforma de la Ley de Partidos, una evidencia de que el recurso a la apología del terrorismo "permite cargarse a cualquiera".

En la clausura en Santiago del ciclo de debates O franquismo contemporáneo que organizó Galiza Sempre, la fundación que él preside, Beiras señaló a la policía y a la Audiencia Nacional como herencias de la dictadura. "El topo se llama Audiencia Nacional", aseveró, "no hay diferencia entre ella y el Tribunal de Orden Público del franquismo". Y también en la policía nacional "siguieron los mismos, o si no ¿de dónde vinieron los GAL?" En opinión de Beiras en la "llamada Transición" no hubo "coraje para desmontar y depurar" y por eso "ahora ocurre lo que ocurre".

La reforma política, para el fundador del Partido Socialista Galego, fue "una falacia" y una "suplantación" de la generación que más se comprometió en la lucha contra Franco. La Constitución del 78, en consecuencia, fue el "resultado de un pacto con el franquismo impuesto desde fuera por los poderes internacionales" que venían diseñando el devenir de la Península Ibérica desde los 60. Al acuerdo se llegó "de espaldas a la participación ciudadana", que fue burlada en las elecciones "trucadas" de 1977, donde "fueron barridos el 80% de los que defendían la ruptura a rostro descubierto".

Beiras compartió debate con el también nacionalista Xesús Veiga Buxán, que defendió que el franquismo siguió bajo las alfombras y emerge ahora de manos de algunos grupos de comunicación y miembros del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de octubre de 2007