Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una elegancia rentable

Gwyneth Paltrow, de nuevo imagen de un perfume

Por su altura y su esbeltez, muchos creen que la actriz estadounidense Gwyneth Paltrow es el sueño de cualquier diseñador. No se equivocan, fue musa de Valentino antes de retirarse. En cuanto al cine, se prodiga menos en los últimos tiempos.

Dice que prefiere la publicidad y dedicarse más a la educación de Apple y Moses, los hijos que tiene con Chris Martin, cantante de Coldplay. Lo cierto es que su elegancia resulta verdaderamente rentable.

Ayer, uno de esos compromisos publicitarios la trajo a España. Paltrow, ganadora de un Oscar por su papel en Shakespeare in love, es la imagen de cosméticos Estée Lauder desde 2005 y protagoniza sus anuncios a cambio de un contrato millonario.

En Barcelona presentó un anuncio de la marca y firmó frascos de su último perfume en unos grandes almacenes como si de un novelista en plena promoción de su libro se tratara.

Vestía un elegante traje blanco de tirantes. Y apenas abrió la boca, a pesar de que conoce perfectamente el español. Prácticamente sólo dijo en un esmerado castellano que se siente "feliz de estar en España, uno de los mejores países del mundo". Podría parecer un mero saludo de cortesía, pero la verdad es que la actriz habla el castellano con conocimiento de causa. A los 15 años pasó un tiempo con una familia de Talavera de la Reina (Toledo), que le permitió aprender castellano y conocer de cerca la cultura española.

De hecho, hace unos meses rodó para la televisión pública estadounidense Spain... on the road again, una serie documental destinada a promocionar la gastronomía, el paisaje y el arte español. Además, el año pasado protagonizó el anuncio de Freixenet.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de octubre de 2007