Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Copperfield, acusado de violación

El FBI investiga al mago tras una denuncia

Esta vez no es un espectáculo de magia lo que le lleva a ocupar los platós de televisión. El ilusionista estadounidense David Copperfield está siendo investigado por el FBI por violación, después de que una mujer lo acusara de haberla forzado sexualmente durante una estancia en las islas Bahamas.

El abogado de Copperfield en Las Vegas, David Chesnoff, admitió que su cliente había sido contactado por las autoridades y que existía una investigación en marcha. "La acusación es falsa", destacó. "Desgraciadamente, se hacen muchas acusaciones falsas muy a menudo y contra individuos famosos", se quejó el abogado.

El pasado miércoles, además, una docena de agentes del FBI entraron en un depósito del ilusionista, de 51 años, conocido como el Museo y Biblioteca Internacional de las Artes Mágicas, y se incautaron de dos millones de dólares (1,4 millones de euros) en efectivo, el disco duro de un ordenador y la tarjeta de memoria de una cámara digital, informó ayer una cadena de televisión de Las Vegas. El FBI también registró el hotel MGM Grand, donde Copperfield presenta su espectáculo.

La investigación trata de averiguar si la relación sexual mantenida en Bahamas, donde Copperfield posee un complejo hotelero de lujo, fue consentida o no. La denuncia fue presentada por la mujer en cuestión en Seattle y el caso fue referido al FBI al tratarse de un supuesto delito cometido en el extranjero. Copperfield, conocido también por haber mantenido una relación sentimental con la modelo alemana Claudia Schiffer, debe actuar en Indonesia a finales de la semana que viene. Las autoridades estadounidenses, de momento, no le han impedido abandonar el país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de octubre de 2007